4 de febrero de 2014 / 07:22 p.m.

Madrid.- Un equipo de arqueólogos descubrieron una pirámide escalonada, que data de hace unos cuatro mil 600 años, al menos dos décadas antes de la “Gran Pirámide de Giza”, la más antigua de las Siete Maravillas del Mundo.

La antigua edificación fue hallada en el yacimiento de Edfu, en el sur de Egipto y presentada de manera oficial en un simposio de la Sociedad para el Estudio de Antigüedades Egipcias, celebrado en días pasados en la ciudad de Toronto, Canadá.

La pirámide escalonada descubierta está formada por bloques de arenisca y mortero de barro, y de acuerdo con sus descubridores llegó a tener 13 metros de altura, aunque en la actualidad mide apenas cinco metros, según un reporte de la cadena árabe Al Arabiya.

Contraria a la Pirámide de Giza, la estructura no fue utilizada para un entierro real, ya que no contiene una cámara interior, por lo que formarían parte de la llamadas construcciones provinciales, que están diseminadas en el centro y el sur de Egipto, cerca de los asentamientos.

Su diseño es similar a la famosa pirámide escalonada construida por el faraón Zoser (2670-2640 a.C), según expertos de la Universidad del Instituto Oriental de Chicago, al frente de las excavaciones en Edfu, iniciadas en 2010.

"Las similitudes de una pirámide a la otra son realmente increíbles, y hay sin duda un plan común", destacó el investigador Gregory Marouard, líder del proyecto, según el reporte de la cadena qatarí, que cita declaraciones hechas por el experto en una entrevista a LiveScience.

Marouard reveló a la revista en línea que él y su equipo encontraron restos de ofrendas de comida en el lado este de la pirámide, jeroglíficos grabados en la fachada exterior y los restos de los bebés y niños enterrados al pie de la estructura.

El arqueólogo y su equipo creen que los restos humanos fueron enterrados poco después de que la pirámide fue construida, tal vez durante el reino del faraón Huni sea, que gobernó entre 2635 y 2610 a.C, o el faraón Snefru (2610-2590 a.C).

Hasta antes de su descubrimiento, la pirámide estaba cubierto por una gruesa capa de arena, por lo que residentes actuales en la zona creían que era una tumba de algún jeque o santo musulmán.

Los arqueólogos aún no están seguros por qué esta pirámide fue construida, y aunque creen que podría haber sido un símbolo de poder, continúan trabajando en los alrededores de la construcción en busca de información que confirme su origen.

Notimex