Fernando Damián 
19 de junio de 2013 / 04:51 p.m.

 

Ciudad de México  • El presidente de la Cámara de Diputados, Francisco Arroyo Vieyra, hizo votos por que la fracción del PAN “salga muy rápido de su infierno” y se dedique a discutir los temas que la sociedad mexicana reclama.

Interrogado sobre la disputa de los senadores panistas por los recursos de la bancada, el diputado federal del PRI dijo:

“Yo no quisiera meterme en ese berenjenal, porque ahí andan pisando muchos callos, y la verdad es que ya traen su propio infierno y ojalá salgan de él muy rápido, de tal suerte que el grupo parlamentario del PAN en el Senado de la República tenga toda su atención, toda su diligencia, todo su entusiasmo y su capacidad en ver cómo abordan muchos temas que la sociedad mexicana está exigiendo”.

Entrevistado al término del acto en que el consejero presidente del IFE, Leonardo Valdés Zurita, le entregó el “libro blanco” de las elecciones de 2012, Arroyo Vieyra reconoció que la escaramuza entre los legisladores de Acción Nacional no sólo afecta a ese partido, sino a la clase política en general.

“La sociedad mexicana ve a los políticos como una casta con ciertos privilegios, entre otros el privilegio para pelearse entre ellos mismos y yo creo que esto ha contribuido a nuestro desprestigio”, puntualizó.

Recomendó por ello prudencia para superar los diferendos en cualquier escenario.

“Yo creo que la clase política y quienes la encarnamos debemos de ser muy prudentes y tenemos que actuar conforme a un principio que en la política moderna es fundamental: la negociación entre las partes, sin el menoscabo o renuncia a los principios fundamentales”, remarcó.