22 de enero de 2014 / 09:38 p.m.

Quito.- El presidente de Ecuador, Rafael Correa, defendió hoy la creación de instancias de defensa de los derechos humanos en los órganos latinoamericanos de integración para que no sean necesarios "tutores", como la CIDH, con sede en Washington."Es impresentable", dijo el mandatario "que la sede de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) esté en un país que no ha ratificado el Pacto de San José", principal instrumento sobre estos derechos en América, y calificó tal situación de "neocolonialismo".Se quejó de que EU. financia a la CIDH "para controlar al resto" de los países que la integran y de que la única de las ocho relatorías de la comisión con financiación específica, también de Estados Unidos, sea la de libertad de expresión.Por ello se preguntó si es que "unos derechos tienen supremacía sobre otros o es que detrás de la tan cacareada libertad de expresión no existen los negocios, el gran capital de los medios de comunicación y el lobby mediático, que tal vez es el mas poderoso del mundo"."Estas verdades las vamos a gritar a los cuatro vientos", agregó Correa al reiterar que "si sigue este neocolonialismo no nos vamos a prestar a payasadas. Y sí, no excluimos retirarnos del mal llamado sistema interamericano", en el que "se trata de controlar a unos y los otros pueden hacer lo que les da la gana".Para el jefe de Estado ecuatoriano, la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) pueden albergar instancias propias de derechos humanos."Ojalá avance la integración y no necesitemos capataces, patrones tutores", señaló, al tiempo que lamentó la "mala suerte" que supuso para la integración regional la muerte del primer secretario general de la Unasur, Néstor Kirchner, y los problemas de salud del actual secretario saliente, Alí Rodríguez.La organización busca sin éxito una figura para ocupar la secretaría general desde hace meses, cuando finalizó el periodo de Rodríguez, quien sigue en el cargo a la espera de su sucesor."Ha habido problemas, se ha desacelerado un poco el proceso de integración y le ha quitado energía. Hay que retomar el tiempo perdido y sacar adelante esa integración", comentó Correa.

EFE