9 de febrero de 2015 / 12:16 a.m.

 

Después de veinte años como futbolista profesional, el mediocampista argentino Sixto Peralta anunció su retiro de las canchas.

El 'Mumo' destacó en el balompié mexicano entre el 2003 y el 2006, en donde defendió a Tigres y Santos.

Surgido de las inferiores del Huracán, Peralta debutó como profesional en 1996, defendiendo por tres años al 'Globito'.

Posteriormente fue cedido al Racing, en donde destacó de 1999 al 2000, lo cual atrajo la atención del Inter de Milan, el cual lo contrató.

Su etapa con el 'Biscione' se caracterizó por la inestabilidad, tras ser cedido por este club al Torino, Ipswich Town y de nueva cuenta al Racing.

Durante este periodo, su mayor logro fue el título de la Serie B con el cuadro de Turín en la campaña 2000-2001.

Después de defender a 'La Academia' en la temporada 2002-2003, destacando en la Copa Sudamericana y Libertadores partió a México.

En el Apertura 2003 se presentó con Santos, con el cual disputó 31 partidos y marcó un gol en dos torneos.Con este mismo club disputó la Copa Libertadores, en la cual fueron eliminados por el River Plate en Octavos de Final, tras una polémica serie de penales.

Para el Apertura 2004 se sumó a Tigres, al cual defendería por cuatro torneos.

Sumó 64 duelos como felino, en los cuales marcó en 6 ocasiones.

Como parte del conjunto universitario ganó los títulos de Interliga en el 2005 y 2006, los cuales representaron su participación en la Copa Libertadores en ambas ocasiones.

A nivel de liga su máximo alcance fueron las semifinales del Apertura 2005, tras protagonizar el famoso 'Aztecazo' en los Cuartos de Final, en el cual contribuyó con un gol en el duelo de vuelta.

Tras su paso por México retornó una vez más al Racing, al cual defendió por una temporada antes de ser transferido al River Plate.

Su paso por el cuadro 'Millonario' fue efímero, siendo transferido al CFR Cluj de Rumania en el 2008.

En el balompié rumano, en el cual jugó cuatro años, vivió su mejor etapa.

Tres títulos de Copa, dos de Liga y dos Supercopas adornaron sus palmares en territorio balcánico.

En el 2012 fichó la Universidad Católica de Chile, a la cual sólo defendió por una temporada.

Su último club como profesional fue la Universidad de Concepción, también chilena, con la cual militaba desde el 2013.

A nivel juvenil disputó el Mundial sub-17 de 1995 con Argentina, en donde alcanzó el tercer lugar.

En 1999 fue mundialista sub-20, siendo eliminado en los Octavos de Final.

 RAFAEL RIVERA