22 de enero de 2014 / 09:10 p.m.

Santiago de Chile.- Tras una década de tramitación legislativa el Congreso chileno aprobó hoy la ley que regula la actividad del "lobby" y las gestiones que representen los intereses particulares ante autoridades y funcionarios.La iniciativa legal sufrió numerosas modificaciones, pero una de las más importantes fue la que incorporó el actual gobierno de Sebastián Piñera, que radicó en los organismos públicos la obligación de informar si alguna empresa o institución ha intentado influir en sus decisiones."Ha sido un trámite muy complejo, pero finalmente Chile va a contar con una legislación de "lobby", que permitirá que todos estén informados de las actividades que realizan (...) las instituciones que buscan influir en las decisiones políticas", dijo el ministro secretario general de la Presidencia, Cristián Larroulet.La normativa contempla como sujetos pasivos de "lobby" a las autoridades del poder Ejecutivo, de los gobiernos regionales, el Congreso y los organismos autónomos del Estado, que deberán informar de las reuniones que sostengan con personas que representen intereses particulares.Para ello "va a existir un registro centralizado que va a manejar el Consejo para la Transparencia en donde todo ciudadano va a poder acceder a la información sobre quiénes realizan "lobby", con qué propósito, y a qué autoridad", precisó Larroulet.El diputado de la Democracia Cristiana (DC) Jorge Burgos destacó que la aprobación de la ley "es un paso importante en materia de transparencia", aunque indicó que "es perfectible".La aplicación de la nueva ley requerirá de la elaboración de un reglamento.Larroulet dijo que el actual gobierno, que ejerce hasta el 11 de marzo, intentará avanzar lo más posible en esa tarea."Vamos a tratar de avanzar lo más que se pueda para que, si no se puede en este gobierno, el próximo gobierno tenga parte sustancial del trabajo avanzado", afirmó. A mediados de marzo se producirá el traspaso del poder del actual gobierno derechista de Sebastián Piñera al de centro izquierda liderado por la presidenta electa Michelle Bachelet.

EFE