AP
30 de octubre de 2015 / 05:04 p.m.

Monterrey.- Una adolescente del este de Oregon está infectada con la peste bubónica, informaron autoridades de salud.

Se cree que la chica del condado Crook contrajo la enfermedad por una mordedura de pulga durante un viaje de cacería cerca de Heppner, en el condado Morrow, dijeron funcionarios.

El recorrido comenzó el 16 de octubre, ella cayó enferma cinco días después y fue hospitalizada tres días más tarde.

Se está recuperando en una unidad de cuidados intensivos. Se desconoce su estado de salud actual.

Epidemiólogos estatales y federales están trabajando con las autoridades locales de salud para investigar la enfermedad. Se cree que no hay nadie más infectados, señalaron las autoridades.

La peste bubónica era común en Europa en la época medieval, pero en la actualidad es poco frecuente que alguien se enferme de este mal. En décadas recientes, un promedio de siete casos de peste en seres humanos han sido reportados en todo Estados Unidos cada año, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Ocho casos en personas han sido diagnosticados en Oregon desde 1995. No se han reportado fallecimientos.

En 2012, un hombre de ese estado perdió los dedos de manos y pies a consecuencia de la peste. La contrajo de su gato después de intentar retirar un ratón de la boca del felino.

Esta enfermedad bacteriana infecciosa es portada por las ardillas y otros roedores silvestres y sus pulgas. Cuando un roedor infectado se enferma y muere, sus pulgas pueden llevar la infección a otros animales o a los seres humanos a través de sus mordeduras.

La peste es curable con antibióticos si se le ataca tempranamente, pero puede ser letal si no se le trata. La peste bubónica es la forma más común y se caracteriza por una fiebre elevada, aletargamiento e hinchazón en los nódulos linfáticos.

No hay una vacuna disponible por el momento.

Las autoridades recomiendan a las personas que eviten cualquier contacto con roedores silvestres, en especial los que estén enfermos o muertos, y que nunca alimenten a las ardillas. La gente también debería mantener a sus mascotas lejos de los roedores silvestres con el fin de evitar una infección.