AP
16 de febrero de 2014 / 02:08 p.m.

Carlsbad, Nuevo México— Las autoridades monitorearon el sábado la presencia de radiación en el aire en un depósito subterráneo de desechos nucleares en el sureste de Nuevo México donde un incendio forzó una evacuación previamente este mes.

Se estaban tomando muestras en la superficie después que un sensor aéreo detectó la radiación en los niveles subterráneos de las instalaciones de la Planta Piloto de Aislamiento de Desperdicios (WIPP) el viernes a eso de las 11:30 p.m, informó el Departamento de Energía en una nota de prensa.

Las autoridades dicen que ningún empleado estaba bajo tierra en ese momento y que los trabajadores en la superficie fueron enviados a un albergue como medida de precaución.

Roger Nelson, portavoz del departamento, dijo que los 139 trabajadores que estaban en la superficie del lugar cerca de Carlsbad recibieron instrucciones el sábado de permanecer donde estaban, como precaución. No se encontró que nadie estuviera contaminado y todo el personal no esencial fue enviado a casa, dijo Nelson.

Muestras tomadas en la superficie no indicaron contaminación, lo que indicaría que el derrame "no fue significativo", dijo.

Nelson dijo que aún se desconoce la causa de la fuga. Los aparatos que monitorean continuamente el aire en los niveles subterráneos detectaron el nivel límite que cambia automáticamente el sistema de ventilación a modo de filtración. Nelson no pudo precisar cuál nivel desata el cambio. Agregó que en ocasiones anteriores el cambio ha sido provocado por fluctuaciones en el nivel de radón.

La planta WIPP almacena desechos que emiten radiación alfa y beta, en forma de partículas, por lo que el riesgo es de inhalación no de penetración, dijo.

Desde entonces ningún empleado ha bajado al depósito y Nelson dijo que no se sabe cuándo sucederá.

"Vamos a realizar mediciones y asegurarnos de que entendemos" la situación antes de enviar un equipo, dijo.

El incidente ocurrió 10 días después que un incendio subterráneo en un camión obligó a evacuar la instalación.

Nelson dijo que el incendio ocurrió en otra parte de la planta, a unos 300 metros de donde se detectó la radiación.

La planta es el primer y único depósito subterráneo de desechos nucleares a gran profundidad en el país. Recibe desechos contaminados con plutonio del Laboratorio Nacional de Los Álamos y otros proyectos nucleares federales.