27 de febrero de 2013 / 12:53 p.m.

Ciudad de México • La detención de Elba Esther Gordillo, líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, es un ajuste de cuentas de la clase política entronada en el poder, aseguró la Sección 22 del gremio regida por la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación.

Mediante comunicado de prensa la disidencia del SNTE manifestó su postura respecto a la detención de Gordillo, aseguró que es un hecho “"muy al modo y estilo del régimen de Carlos Salinas de Gortari que a esta fecha continúa enquistado en el poder a través de su títere Enrique Peña Nieto"”

Aseguraron que la política sindical diseñada por Enrique Peña Nieto con la aprobación de la nueva reforma laboral, aprobada y echada a andar junto con la aprobación de la reforma educativa como complemento, dan los elementos para “violar la autonomía sindical, lesionar los derechos laborales de los trabajadores y del pueblo al pretender desaparecer a los sindicatos y la educación pública”.

La CNTE resaltó que ha denunciado desde “siempre” la corrupción imperante en el SNTE, la demanda constante ante los tribunales y en los foros políticos de la acusación de la autoría intelectual de Elba Esther Gordillo Morales, dijeron que “esta señora nunca ha representado a los maestros democráticos del país”.

Añadieron que ante el escenario, de “"manipulación mediática"” por parte del Gobierno de EPN, los integrantes de la Sección 22 tienen el reto de convocar al magisterio nacional, los padres de familia y pueblo de México, “"a salvaguardar el futuro de nuestros hijos defendiendo la educación pública que hoy el gobierno Federal está privatizando"”

Exigieron al gobierno federal respeto al sindicalismo en mexicano y plantearon la necesidad de un plan de acción nacional que encare las reformas implementadas por Enrique Peña Nieto.

La disidencia llamó a los trabajadores democráticos del país a “"no distraerse con cortinas de humo que esconden la privatización a través de la Reforma Energética, la Reforma Hacendaria y la Reforma Educativa"”.

Aseguraron que “"Elba Esther Gordillo Morales no representa los intereses de los trabajadores de la educación del país"”.

MARIANA OTERO Y ELIA CASTILLO