AP
25 de noviembre de 2017 / 06:25 a.m.

BEIJING.- Las autoridades de China detuvieron el sábado a una mujer sospechosa de maltratar a niños en un kínder de Beijing dirigido por una compañía estadounidense, en un caso que ha causado indignación nacional.

Una investigación al kínder administrado por RYB Education, con sede en Beijing, llevó a la detención penal de una maestra de 22 años bajo sospecha de maltrato infantil, informó la policía del distrito de Chaoyang, Beijing, a través de un comunicado.

El comunicado, publicado en la cuenta de la policía distrital en el sitio Sina Weibo, identificó a la sospechosa únicamente por su apellido, Liu, y no dio a conocer más detalles.

El escándalo en Beijing se esparció después de que el influyente diario Caixin y otros medios de comunicación citaron a algunos padres, que dijeron que sus hijos eran obligados a desnudarse como castigo, y que además les encontraron aparentes e inexplicables marcas de agujas en sus cuerpos.

Los reportes no pudieron ser verificados de manera independiente.
Por separado, la policía de Chaoyang dijo que una mujer de 31 años y originaria de Beijing fue detenida tras admitir que supuestamente divulgó información falsa sobre la participación de un regimiento militar en el abuso sexual de niños. El comunicado dijo que la mujer, también de apellido Liu, expresó “profundo remordimiento” por sus acciones.

RYB y sus franquicias operan mil 300 guarderías y casi 500 kínder en 300 ciudades de China, según su sitio web.

La compañía comenzó a operar de manera pública en la Bolsa de Valores de Nueva York en septiembre pasado, uniéndose a otros prestatarios chinos que se benefician de la creciente demanda de servicios educativos ante el aumento de la clase media en el país.


dezr