notimex
20 de julio de 2016 / 09:42 a.m.

Bruselas.- Un hombre fue detenido en Bruselas, luego de ser señalado como sospechoso, cuando caminaba con un enorme abrigo al que le colgaban algunos cables.


En la zona se montó un un importante despliegue policial, incluyendo expertos en explosivos y personal antiterrorista.

Bélgica reforzará la seguridad en las calles de sus principales ciudades mañana jueves por las celebraciones del Día Nacional, que se han mantenido pese al atentado en Niza, Francia, hace una semana, durante la fiesta nacional francesa.

Las celebraciones de la fiesta nacional de Bélgica se realizará en un contexto de particular tensión.

El lunes, el centro de la ciudad de Lieja, a unos 60 kilómetros al este de Bruselas, fue aislado durante varios minutos, debido a una serie de detonaciones que causaron pánico entre los transeúntes.

La policía descubrió que los tiros procedían de una pistola de alarma, por lo tanto inofensiva, la cual fue disparada por un grupo de jóvenes mientras pasaba por el local en un vehículo.

Las autoridades llamaron a la población a “no ceder al miedo” y “divertirse” mañana jueves, asegurando que se han tomado todas las medidas necesarias, tanto visibles como discretas, para garantizar que el Día Nacional transcurra sin incidentes.

En Bruselas, la policía local inició el martes a limitar las plazas de estacionamiento y a cerrar al tráfico en las calles vecinas a los locales donde se realizarán los eventos festivos, como la Catedral de Santa Gúdula y las plazas Poelaert, de los Palacios y Jeu de Balle.

El perímetro aislado se ampliará el jueves, cuando la capital acogerá una serie de conciertos gratuitos, desfiles civiles y militares, actividades para niños y un espectáculo de fuegos artificiales.