NOTIMEX
18 de agosto de 2015 / 10:04 a.m.

Roma.- Autoridades italianas confirmaron este martes el arresto de ocho hombres de nacionalidad marroquí, libia y siria, acusados de haber guiado la barcaza en la que el sábado pasado fueron encontrados 49 inmigrantes muertos frente a costas de Libia.

En un comunicado, la Fiscalía de la ciudad siciliana de Catania dijo que agentes de la Guardia de Finanzas y la Policía de Estado detuvieron a los ocho presuntos traficantes de personas, acusados de favorecer la inmigración ilegal y homicidio voluntario múltiple.

Indicó que tres de los detenidos son libios, cuatro marroquíes y uno menor de edad sirio, quienes fueron reconocidos como miembros de la tripulación de la barcaza zarpada de las costas libias con a bordo 362 personas de países del área subsahariana y medioriental.

La lancha fue socorrida el sábado pasado por la nave Cigala Fulgosi, de la Marina Militar italiana, que transfirió los supervivientes y los cadáveres al barco noruego Siem Pilot, arribado el lunes al puerto de Catania.

Según la Fiscalía, los testigos interrogados confirmaron que el maroquí Harboob Ayooubé era el capitán de la barcaza y que los otros siete detenidos se ocupaban de la distribución del agua, de la disposición de los migrantes y del mantenimiento del orden a bordo con el uso de violencia física.

Siete de los arrestados fueron encarcelados, mientras que el menor de edad fue transferido a un centro de acogida de Sicilia.

Los 49 inmigrantes encontrados muertos en la bodega de la lancha, en donde habían sido obligados a viajar, se habrían asfixiado a causa de la falta de oxígeno y de las exhalaciones de humo del motor.

Migrantes en Sicilia
La Marina descubrió que muchos de los migrantes viajaban en la bodega porque pagaron menos a las mafias de tráfico de personas | ESPECIAL

Los 313 supervivientes y otros 103 inmigrantes transportados por la Siem Pilot fueron distribuidos en varios albergues, aunque el fiscal Michelangelo Patane dijo que entre ellos había un grupo de 116 marroquíes que no reunían los requisitos para ser considerados refugiados, por lo que en su contra fue emitida una orden de repatriación inmediata.

“Los detenidos son acusados de favorecimiento de la inmigración clandestina y del delito de homicidio, fueron encarcelados y serán interogados”, declaró Patane en rueda de prensa.

En tanto, la Guardia Costera informó que 113 personas, en su mayoría de nacionalidad iraquí, fueron socorridas anoche a bordo de una lancha a la deriva frente a las cotas de la sureña región italiana de Calabria.

Señaló que la lancha fue detectada la tarde del lunes por un avión de patrullaje de la agencia de vigilancia europea Frontex y que dos naves militares fueron enviadas a la zona para el rescate.
Los 113 indocumentados fueron transferidos al barco miliutar croato Mohorovicic, que los trasladó al puerto siciliano de Messina.