AP
14 de marzo de 2014 / 02:41 p.m.

Caracas. — El presidente Nicolás Maduro anunció el jueves que seis personas fueron detenidas en allanamientos realizados en la ciudad centro costera de Valencia y que fueron incautadas armas y explosivos plásticos.

"Hemos procedido a allanar los lugares (en Valencia) donde estaban escondidos estos bandidos y tenemos seis presos", dijo Maduro en una intervención telefónica que difundió la televisora estatal.

El mandatario no ofreció mayores detalles sobre los detenidos y su vinculación con los hechos violentos ocurridos la víspera en Valencia y solo indicó que en los allanamientos "hemos incautado armas, (explosivos plásticos) C-4, bombas".

En la madrugada del jueves, en una reunión extraordinaria de seguridad con su gabinete, Maduro había ordenado que la fuerza pública actúe "en las zonas de focos violentos ", según informó la ministra de Comunicación Delcy Rodríguez en su cuenta de Twitter.

El mandatario convocó al gabinete tras los incidentes que se registraron el miércoles en Valencia, capital del estado Carabobo, que dejaron un saldo de tres muertos, entre ellos un capitán de la Guardia Nacional, y 14 lesionados, algunos de ellos por armas de fuego.

Rodríguez dijo que el gobernante también ordenó a un grupo de acciones de la Guardia Nacional realizar "el allanamiento de viviendas en la zona del Trigal en Valencia" y detener a financistas y proveedores de "grupos violentos".

El mayor general Vladimir Padrino López, jefe del Comando Estratégico Operacional de la fuerza armada, dijo a la televisora estatal que "estamos diseñando nuevos métodos para atender esta arremetida que ya se está convirtiendo en una insurgencia terrorista armada". Padrino denunció que miembros de la policía judicial "fueron atacados por grupos violentos, con armas de alto calibre y ya tenemos detenidos siete".

En entrevista telefónica, Miguel Cocchiola, alcalde de Valencia, dijo que algunas vías amanecieron el jueves bloqueadas con barricadas hechas de basura, y escombros que habían levantado los manifestantes.

Sobre el accionar violento de supuestos grupos oficialistas armados, conocidos como "colectivos", Cocchiola expresó que le corresponde a la Fiscalía General investigar esos hechos pero sostuvo que hay "vídeos, pruebas" que corroboran las denuncias de agresión y disparos que presuntamente habrían causado las muertes y las lesiones que sufrieron las personas que se reportaron heridas.

El estudiante universitario Jesús Enrique Acosta, de 22 años, el capitán de la Guardia Nacional Ramzor Ernesto Bracho, de 36, y un hombre identificado como Guillermo Sánchez, de 42, fueron asesinados a balazos en incidentes separados el miércoles en Valencia, donde se han registrado protestas callejeras desde hace un mes al igual que en la capital venezolana y otras ciudades del país.

Las muertes de Acosta y Sánchez se produjeron en la barriada La Isabelica, dominada por la oposición, donde residentes descontentos con la escasez de artículos de primera necesidad y el aumento del desempleo por el cierre de algunas empresas de la zona han protestado durante semanas bloqueando las calles y lanzando piedras a la policía.

Las manifestaciones que se han realizado en Caracas y otras ciudades del interior del país desde hace más de un mes han dejado 25 muertos y 365 heridos.