25 de agosto de 2013 / 06:43 p.m.

 Ciudad de México • El vicepresidente de la Cámara de Diputados, José González Morfín, reafirmó la disposición de los legisladores al diálogo sobre la reforma educativa, pero rechazó cualquier forma de violencia y chantaje.

Después de que la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) sitiara las sedes de la Cámara de Diputados y del Senado y obligara a los legisladores a sesionar en recintos alternos, González Morfín aseguró que el Congreso es un espacio de diálogo, pero que éste no se puede alcanzar con posturas radicales.

“Si una de las demandas es escuchar propuestas alternativas en materia de reformas, se puede tener la seguridad de que así será, pues el Congreso es precisamente espacio de diálogo, pero este no se podrá alcanzar con posiciones radicales, violentas o inamovibles de ninguna de las partes”.

Remarcó que el avance de las reformas en materia de educación y transparencia durante los próximos meses precisará de voluntad para dialogar, escuchar y construir acuerdos, pues no puede imperar ninguna clase de chantaje.

González Morfín subrayó que la reforma educativa se mantiene inacabada, pues uno de los objetivos pendientes es aprobar la creación del Servicio Profesional Docente.

“La agenda en materia de educación no se ha agotado y, por el contrario, aunque se lograron importantes avances en el periodo extraordinario que concluyó el jueves pasado, es necesario aprobar la Ley del Servicio Profesional Docente”, puntualizó.

Confió así en que el gobierno y sus legisladores en el Congreso, así como el resto de las fuerzas políticas, den muestras de querer avanzar en los temas que siguen pendientes después de este periodo extraordinario.

Señaló, sin embargo, que las reformas se tienen que dar a través del diálogo, sin imposiciones y con la apertura para escuchar todas las opiniones al respecto.

“Reitero mi rechazo al uso de recursos violentos o ilegales para detener la tarea de los legisladores, pero también quiero manifestarme a favor de que las autoridades implicadas busquen mecanismos de solución pacíficos y fundados en el diálogo para permitir que las tareas del Congreso continúen de manera ordinaria”, agregó.

El legislador michoacano se refirió también a las reformas constitucionales en materia de transparencia que fortalecen el Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos.

“La reforma del Instituto Federal de Acceso a la Información es, sin duda, una reforma de gran calado. En el tema de transparencia se lograron trascendentales acuerdos, pues se dieron pasos hacia la obligatoriedad de rendir cuentas en el ejercicio de los recursos públicos y también se avanzó en la autonomía del IFAI”, indicó.

 — FERNANDO DAMIÁN