28 de febrero de 2013 / 10:01 p.m.

Ciudad de México • La senadora Mónica Arriola Gordillo, dijo sentirse triste por la detención de su madre, Elba Esther Gordillo Morales, quien es acusada de lavado de dinero y desvío de recursos del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación.

Al ser abordada en el marco de la sesión ordinaria del Senado, la legisladora de Nueva Alianza, recordó que el miércoles envió un comunicado en el que destaca que no hará declaraciones a la prensa por tratarse de un asunto personal.

-¿Cómo se siente?

-Triste, es un asunto personal. Pero, bueno eso no limita mi compromiso con seguir trabajando aquí y legislando.

Previo a retirarse de la sede de la Cámara alta, Arriola Gordillo reconoció las muestras de solidaridad que recibió al inicio de la sesión de varios de los senadores de todos los partidos, incluyendo a los líderes de las bancadas priista, Emilio Gamboa; panista, Ernesto Cordero; y perredista, Miguel Barbosa.

OMAR BRITO Y ANGÉLICA MERCADO