AP
28 de junio de 2017 / 01:19 p.m.

BOSTON.- Un hombre fue sentenciado el miércoles a cadena perpetua en Massachusetts por la muerte de una niñita de 2 años que era la hija de su entonces novia.

Michael McCarthy, de 37 años, podría quedar en libertad condicional tras cumplir 20 años de su condena, determinó la jueza Janet Sanders.
McCarthy fue hallado culpable el lunes de la muerte de la pequeña Bella Bond en el 2015. Una imagen computarizada del rostro de Bella proliferó por las redes sociales de internet mientras las autoridades trataban de buscarla. La pequeña fue hallada en la isla Boston Harbor.

El fiscal David Deakin le pidió al juez no permitir que McCarthy tenga acceso a libertad condicional antes de 25 años, 10 años más del mínimo. Su abogado calificó ese pedido de "vengativo" y le pidió a la jueza poner en plazo en 15 años. La decisión fue en el punto medio: 20 años.

La madre de la chica, Rachelle Bond, también fue acusada en el caso y rindió declaración a favor de la fiscalía. Le dijo al jurado que vio a McCarthy matar a la niña una noche en que la menor no quería irse a dormir.

El abogado de McCarthy, Jonathan Shapiro, insistió en que Bond fue la verdadera asesina y que ella había tejido “una red de mentiras” para culpar a McCarthy.

Bond se declaró culpable de ayudar a encubrir el crimen, pues ayudó a McCarthy a deshacerse del cuerpo de su hija. Bajo el acuerdo con la fiscalía, tendrá que cumplir menos de dos años de cárcel. Según el acuerdo quedará en libertad cuando sea sentenciada el 12 de julio.

Durante el juicio se mostró que la niña tuvo una vida dura. Tanto McCarthy como Bond eran adictos a la heroína. Un amigo declaró que vio a McCarthy castigar a la niña encerrándola en un armario.


dezr