REUTERS
11 de marzo de 2016 / 01:20 p.m.

Brasilia.- La presidenta brasileña Dilma Rousseff rechazó el viernes los pedidos de renuncia al cargo y culpó a la oposición de causar una crisis política que está dañando a la economía.

Rousseff, quien enfrenta la amenaza de un juicio político, dijo que la orden de arresto emitida por fiscales de Sao Paulo contra el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva no tenía bases legales.