23 de febrero de 2013 / 02:26 a.m.

Ciudad de México • El Gobernador de Tabasco, Arturo Núñez, presentó su primera evaluación tras sus primeros 51 días al frente del gobierno del Estado en la cual considera que para los mil 900 millones de pesos que no aparecen, “se fue en gasto político o se lo robaron o ambos”.

En entrevista para Joaquín López-Dóriga para Grupo Fórmula, el mandatario tabasqueño indicó que se realizará la denuncia correspondiente por el dinero faltante en la entidad, además de que su antecesor Andrés Granier Melo, tiene este mes de febrero como para aclarar las irregularidades durante su mandato.

Reconoció también que tanto el gobierno estatal y municipal, usan recursos federales para financiar programas locales y en cuanto reciben el financiamiento que les corresponde, reintegran el financiamiento federal.

Núñez dijo desconocer el paradero del dinero el cual sería destinado para educación, seguridad: “En Tabasco el dinero no llegó a los diferentes sectores y no sabemos a qué fue destinado”, agregó.

Apuntó que el capital fue transferido a una cuenta llamada concentradora donde se encuentran tanto recursos federales como estatales.

"De ahí fue el retiro de cheques de dinero en efectivo, ninguno de más de 3 millones de pesos, parece que de manera deliberada se cuidaba no rebasar la frontera de ese monto, que entiendo es motivo de alerta cuando es frecuente en el sistema bancario por operaciones financieras de montos tan elevados", dijo el mandatario.

Agregó que el dinero era retirado en efectivo: “algunos funcionarios del banco le dijeron que se había tardado en descubrirlo, dicen que mandaban unas camionetas de estas de transporte de dinero con seguridad y lo trasladaban a la Secretaría de Finanzas, donde el secretario actual se encontró no una caja fuerte, sino una bóveda bancaria, manejaban recursos líquidos de manera impresionante".

Enfatizó que el presupuesto con el que cuenta el estado es de 36 mil millones de pesos, pero contaran con un déficit de entrada de 6 mmdp y agregó que “la deuda de Tabasco es 70% más de lo que se nos dijo”.

Núñez fue conciso al advertir que el gasto en Tabasco se debe racionalizar, por lo que “habrá un decreto de austeridad”.

Redacción