Notimex
3 de septiembre de 2013 / 08:04 p.m.

 

Ciudad de México • El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó por unanimidad reformas a la Ley de Migración con el fin de reforzar los derechos y atención a los migrantes que cruzan el territorio nacional mexicano, con el fin de llegar a Estados Unidos en busca de oportunidades de trabajo.

Con 441 votos los diputados y diputadas avalaron este dictamen que se remitió al Senado de la República, que establece que si un migrante ingresado a una estación migratoria no supiera leer ni escribir se le proporcione la información verbalmente.

Asimismo, que el personal médico y de seguridad de las áreas de estancia para mujeres de las estaciones migratorias sea del sexo femenino, para lo cual se reforman los artículos 109 y 110 de la Ley de Migración, para evitar abusos y proteger los derechos de los migrantes que cruzan por México.

Esta iniciativa la presentó en la legislatura pasada el diputado del PAN, Jaime Oliva Ramírez, en febrero de 2012, y hoy se presenta al Pleno de la LXII Legislatura para su votación.

Al argumentar el dictamen, la diputada del PRD, Amalia García, presidenta de la Comisión de Asuntos Migratorios de la Cámara de Diputados refirió el trabajo realizado por organismos de la sociedad civil y de los propios migrantes en la defensa de los derechos humanos.

Explicó que el presente dictamen busca garantizar en los hechos los derechos humanos de aquellos migrantes que no saben leer y escribir.

Al fijar posición, en representación del Partido Revolucionario Institucional, Petra Barrera Barrera, resaltó que muchos migrantes no cuentan con estudios y desconocen sus derechos al no saber leer y escribir, por lo que se convierten en víctimas porque no pueden entender los documentos que se les presentan en las estaciones migratorias.

Las niñas y mujeres ven vulnerado su seguridad por las labores de vigilancia de las autoridades, por el hecho de que las mujeres sean atendidas por médicos masculinos ha generado diverso grado de abusos.

Indicó que de acuerdo cifras del Instituto Nacional de Migración el 20 por ciento de quienes cruzan la frontera son mujeres, por lo que no se puede permitir que se violen los derechos de los migrantes, y no podemos permitir que menos se den por parte de los servidores públicos.

Afirmó que las reformas a la ley de migración son adecuadas y por ello el PRI apoyará este dictamen que tiene como objetivo que se respeten los derechos de los migrantes en las estaciones migratorias e instancias que existen en México para atender a los migrantes.

Dijo que, como propone la iniciativa, es tiempo de proteger los derechos de las migrantes igual que como se exige para nuestros connacionales en otras latitudes del planeta.

Por el Partido Acción Nacional, Raúl Gómez Ramírez, expresó México ha adquirido compromiso internacionales de salvaguardar los derechos humanos, y tiene como convicción que la equidad es la piedra angular del Estado de Derecho.

Por ello apuntó que debe garantizarse la seguridad a todos por igual porque los migrantes no son delincuentes y han buscado siempre la mejor condición de vida para sus familias, enfrentando grandes peligros.

Por su parte, la diputada de Movimiento Ciudadano, Aída Fabiola Valencia Ramírez, señaló que hasta hace dos décadas la condición migratoria era exclusiva de los hombres, no obstante, asegura que las mujeres padecen un proceso de discriminación por su condición de migrantes. Explicó que 6 de cada 10 mujeres sufren discriminación en América del Sur.

El Partido del Trabajo, en voz de la diputada Loreta Ortiz Ahlf, destacó que el dictamen tiene un profundo sentido humanista que beneficiaría a los migrantes que ingresan a territorio nacional.

La diputada Lorenia Iveth Valles Sampedro, del PRD, refirió que en México se registra una migración de 400 mil migrantes al año, y en 2010 el 49 por ciento fueron mujeres, y recordó que a la fecha han sido sancionados 230 funcionarios públicos del INM por estar implicados en redes de corrupción, por lo que consideró indispensable esta reforma para garantizar que no se violen derechos de los migrantes.

Por el PVEM, David Pérez Tejada Padilla, destacó que la autoridad ha implementado un plan piloto en estados de la frontera norte de México en Nogales, Sonora, y en las ciudades de Tijuana y Mexicali, en Baja California.

En esas ciudades se han colocado módulo atención para la salud al migrante, asegurando que reciban atención en las instancias donde presenten sus quejas.