28 de abril de 2013 / 03:12 p.m.

México • La bancada del PAN en la Cámara de Diputados amenazó con retirarse del Pacto por México si el PRI no apoya el juicio político contra la titular de Sedesol, Rosario Robles, y el gobernador de Veracuz, Javier Duarte.

Además, los diputados consideran que su trabajo parlamentario ha sido "atropellado" por la fracción priista, tras el albazo en las reformas al Seguro Social y de minas. Por ello, amagan que si el tricolor no corrige su actuar, se retirarán del Pacto.

En semanas anteriores, la dirigencia blanquiazul reveló una supuesta red en Veracruz para condicionar el voto a favor de priistas a cambio de apoyos gubernamentales, lo que provocó que el líder nacional del partido, Gustavo Madero, condicionara su estadía en el acuerdo suscrito el pasado 2 de diciembre.

A lo anterior, se sumó el albazo encabezado por la bancada del PRI en San Lázaro para sesionar en las comisiones de Hacienda y Economía sin los legisladores panistas, y aprobar las reformas a la Ley del IMSS y de minas.

La diputada Beatriz Zavala consideró que la fracción priista, liderada por Manlio Fabio Beltrones, y el gobierno federal han abusado de la "civilidad política del PAN", por lo que exigió respeto a su grupo parlamentario.

"Han abusado de nuestra civilidad política, que somos personas de instituciones, de nuestra generosidad y eso no se vale. Su actitud tiene que cambiar en el Congreso, nos tienen que respetar como grupo parlamentario y como iguales", demandó.

La ex funcionaria federal acusó que en la Comisión de Desarrollo Social de San Lázaro, que preside el priista Fernando Charleston, se modificaron las reglas de operación del programa Oportunidades para cambiar el padrón de beneficiarios.

"No solo en Veracruz está ocurriendo el condicionamiento de programas sociales, se presenta en todo el país. Por eso, es que demandamos el blindaje en la entrega de recursos, así como auditar a las personas encargadas de entregarlos", dijo.

Zavala explicó que la ley fija que el uso de esquemas de apoyo a la ciudadanía no se debe otorgar en tiempos electorales, y "ellos dicen que los pobres no pueden esperar, cuando se sabe que tiene un claro uso comicial".

Añadió que están dispuestos a avanzar legalmente y en la tarea que les corresponde, "pero también exigimos que se cumpla con la civilidad política, que no haya autoritarismo y corrupción, que impere la transparencia. Es una exigencia justa y necesaria".

En tanto, Rubén Camarillo advirtió que si no se castiga penalmente a los delegados que condicionaron los apoyos sociales a cambio de votos, y si la bancada del PRI no apoya el juicio político contra la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, y el gobernador de Veracruz, Javier Duarte, "difícilmente podremos seguir en el Pacto".

Indicó que para que persista el acuerdo tiene que haber voluntad de todas las partes, porque "no es justo que con una mano hagan los acuerdos y con la otra nos peguen con el garrote electoral".

"Nosotros difícilmente podemos seguir en el Pacto si el gobernador de Veracruz (Javier Duarte), de una manera vulgar y burda, niega los hechos de su estado. No podemos estar sentados de buena voluntad y que haya personajes que estén subversivamente delinquiendo, porque son delitos electorales, se quieren robar las elecciones, así se les debe llamar: ladrones electorales", expresó.

A su vez, el panista Fernando Rodríguez Doval opinó que "en tanto el gobierno no cambie la actitud de no intervenir en las elecciones, el PAN no tiene nada que hacer en ninguna mesa con el Ejecutivo federal".

Aseguró que si el próximo lunes se determina la salida del blanquiazul del Pacto por México, su partido seguirá impulsado las reformas que el país necesita y no caerían en mezquindades revanchistas.

"Nosotros fuimos a la negociación del Pacto con responsabilidad, buena voluntad, en un afán de poder sacar adelante una agenda que es necesaria para México. Desgraciadamente vemos que esa buena voluntad no fue correspondida ni por el gobierno federal ni por el PRI", refirió.

La legisladora mexiquense Karina Labastida advirtió que su grupo parlamentario ya no está dispuesto a que el PRI les imponga las reglas para trabajar en San Lázaro.

"A mí me tocó vivirlo como diputada local en el Estado de México, son las mismas prácticas, donde quien tomaba las decisiones era el gobernador y el tricolor y a nivel federal. Nosotros no estamos dispuestos a seguir sus instrucciones", dijo.

Aseguró que el PAN tiene responsabilidad con el país, pero si su permanencia dentro del Pacto por México significa el beneficio de unos cuantos y regresar a las épocas electorales del autoritarismo, "en lo personal no me gustaría seguir".

Definen postura

La Comisión Política del PAN definirá el próximo lunes la posición que asumirá su partido sobre su permanencia o no en el Pacto por México, por el presunto uso electoral de programas sociales en Veracruz.

Gustavo Madero, líder nacional del PAN, manifestó que para que haya inclusión y pluralidad en el Pacto por México debe haber democracia y humildad, así como garantizar la no injerencia de los gobernadores en los procesos electorales, lo que no está sucediendo.

Reiteró que Acción Nacional se encuentra en un momento de reflexión y deliberación profunda, para "resolver con responsabilidad cuál debe ser la relación de nuestro partido con el gobierno de Enrique Peña Nieto".

Dijo que el PAN ha dado muestras de voluntad, diálogo, construcción de acuerdos, pero "hemos recibido a cambio un menosprecio a las denuncias, a las acciones de los delitos electorales que se están presentado en los tres órdenes de gobierno, utilizando programas sociales a cambio votos".

De ahí que esta situación "nos pone al PAN en una grave responsabilidad de decir cómo resolver este dilema, porque debemos de pensar en México y en los mexicanos siempre, tanto en la agenda de las reformas como en la defensa de sus libertades y de su democracia", aseguró.

El presidente nacional del PAN subrayó que para que exista confianza en la construcción de un Pacto por México, debe haber confianza en que hay un trato justo en la competencia electoral.

Señaló que debe quedar muy claro que "lo único que no podemos hacer es quedarnos con los brazos cruzados. No podemos hacer como si nada de esto estuviera sucediendo, porque está sucediendo y lo estamos demostrando".

Consideró que por eso es una oportunidad dorada para el gobierno federal, encabezado por el presidente Enrique Peña Nieto, actuar y responder a la altura de las circunstancias, pues es mucho lo que está de por medio.

"Ojalá y lo sepan valorar y aquilatar, y eso es lo que estamos deliberando con mucha responsabilidad en el Partido Acción Nacional, y que el próximo lunes tenemos que tener una definición", aseguró.

ISRAEL NAVARRO