27 de agosto de 2013 / 08:58 p.m.

Ciudad de México • El coordinador del PAN en la Cámara de Diputados, Luis Alberto Villarreal, confirmó la negativa de su fracción a participar hoy en el diálogo con líderes de la CNTE, pues dijo, "en Acción Nacional no hemos cedido al chantaje, ni nos dejaremos amenazar cuando lo que está en juego es la educación de nuestros hijos".

Advirtió, además, que la nueva Ley General del Servicio Profesional Docente "no está sujeta a negociación", pues la evaluación es el corazón de la reforma educativa y al PAN no le preocupa el costo político de fijar una posición con toda claridad y sin ambigüedades.

Después de que diputados y senadores del PRI, PRD, PVEM y Movimiento Ciudadano acordaron instalar esta tarde una mesa de diálogo con los maestros disidentes, Villarreal informó:

"Los diputados del PAN no acudiremos hoy al encuentro con los representantes de la CNTE. No podemos sentarnos en la mesa con quienes han abandonado sus obligaciones; hoy hay miles de alumnos en Oaxaca, Michoacán y Guerrero sin iniciar su ciclo escolar, ante la ausencia de los maestros que han preferido tomar las calles de la ciudad".

Sostuvo, además, que el diálogo es posible con quien está dispuesto al acuerdo, "no con quien secuestra y amedrenta para poner condiciones".

En un comunicado de prensa, el legislador del PAN afirmó que "acorralar a los ciudadanos y sitiar a las instituciones no es condición de diálogo, sino premisa del chantaje. Y en Acción Nacional no hemos cedido al chantaje ni nos dejaremos amenazar cuando lo que está en juego es la educación de nuestros hijos".

Señaló, en ese sentido, que la posición de cada partido frente a las movilizaciones que afectan los derechos de terceros quedará para la historia y paras el juicio de los ciudadanos: nosotros no seremos parte de una farsa, ni vamos a simular reformas; no construyamos falsas expectativas para la CNTE; construyamos educación de calidad para los alumnos.

FERNANDO DAMIÁN