FERNANDO DAMIÁN
14 de julio de 2013 / 05:20 p.m.

Ciudad de México • El coordinador de los diputados federales del PAN, Luis Alberto Villarreal, advirtió que la celebración de un periodo extraordinario de sesiones tras los comicios en 14 estados “es síntoma de una Legislatura que sabe privilegiar los acuerdos, independientemente de los ciclos electorales”.

Después de que el Senado de la República se negara a acompañar el periodo extraordinario, Villarreal puntualizó que "en la Cámara de Diputados ha existido madurez y ánimo de construir acuerdos. Tenemos claras las facultades del Congreso y las facultades exclusivas de cada cámara dispuestas en la Constitución. Tan claro como que esta soberanía solo le rinde cuentas a los ciudadanos" puntualizó.

Según dijo, "eso es lo que espera México y esa es la convicción de Acción Nacional".

El legislador por el estado de Guanajuato señaló que el periodo extraordinario de sesiones programado para iniciar el martes será una oportunidad para construir un federalismo más responsable y justo.

Recordó que los diputados federales discutirán esta semana las reformas constitucionales para otorgar al Congreso de la Unión facultades para expedir leyes en materia de disciplina financiera de estados y municipios, así como el código único de procedimientos penales.

Respecto al endeudamiento de entidades federativas y municipios, Villarreal insistió en la necesidad de asegurar un federalismo responsable, pues en los últimos años, muchos estados y municipios han puesto en juego su viabilidad financiera de forma alarmante y, con ello, la operación de servicios públicos.

"En casos particulares que la opinión pública conoce de sobra, se ha hipotecado el futuro de las próximas generaciones, contratado deuda cara y de corto plazo para pagar la nómina o firmando empréstitos de último minuto para salvar la imagen del gobernador en turno. Esta cámara representa a la nación y está facultada para frenar esta irresponsabilidad a través de la ley", remarcó.En un comunicado de prensa, el líder parlamentario de Acción Nacional agregó que el problema en la mayoría de los estados no sólo es el monto de la deuda contratada, sino que han hipotecado casi por completo las participaciones federales:

"En promedio, ocho de cada diez pesos que las entidades reciben vía participaciones federales, está destinado al pago de obligaciones financieras, y no sólo eso, sino que estados y municipios prácticamente duplicaron su deuda en cuatro años. Por eso estamos tomando cartas en el asunto, para fortalecer de raíz, sin discursos y en el largo plazo, el modelo federalista en el que todos coincidimos".

Por lo que respecta a la reforma constitucional en materia de justicia penal, Villarreal precisó: "En el camino para llegar a un código penal único, este es el primero y el más importante de los pasos. El objetivo final, una vez facultado el Congreso y presentada una iniciativa en la materia, es terminar con procedimientos penales que castigan de forma distinta el mismo delito, un incentivo perverso y una clara limitante para la justicia mexicana".