7 de julio de 2014 / 03:12 p.m.

Ciudad del Vaticano.- El Papa Francisco dijo el lunes a víctimas de abuso sexual por parte de sacerdotes que la Iglesia Católica "debe llorar y reparar" lo que les hizo y rogó perdón por lo que señaló había tomado dimensiones de "un culto sacrílego" que profanaba a Dios.

"Desde hace tiempo siento en el corazón el profundo dolor, sufrimiento", dijo Francisco en sus comentarios más fuertes sobre estos delitos, que pronunció durante una misa a la que asistieron víctimas de abuso sexual.

"Tanto tiempo oculto, tanto tiempo disimulado con una complicidad que no tiene explicación, hasta que alguien sintió que Jesús miraba", añadió el Papa.

Francisco dio su homilía ante seis víctimas de abuso sexual -dos de ellas provenientes de Irlanda, dos de Gran Bretaña y otras dos de Alemania- antes de reunirse con cada una individualmente por unos 30 minutos, en un encuentro que duró casi cuatro horas en total.

"Pido la gracia de que la Iglesia llore y repare por sus hijos e hijas que han traicionado su misión, que han abusado de personas inocentes", dijo según una transcripción brindada por el Vaticano.

"Ante Dios y su pueblo expreso mi dolor por los pecados y crímenes graves de abusos sexuales cometidos por el clero contra ustedes y humildemente pido perdón", añadió el pontífice.

FOTO: Reuters

REUTERS