Notimex
31 de agosto de 2013 / 04:33 p.m.

 

Ciudad de México   • En la discusión del dictamen de la Ley del Servicio Profesional Docente, anunció que vendrá un adéndum con las sugerencias del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y por eso se decidió bajarlo en el periodo extraordinario de sesiones que se llevó a cabo la semana pasada, afirmó el legislador Francisco Arroyo Vieyra.

"Tengo la leve sospecha de que no conocen el dictamen y una sospecha mayor de que no quieren conocer el dictamen porque no les importa", manifestó el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados.

Señaló que en los próximos cuatro meses se va a dar un trabajomuy intenso en el Congreso de la Unión, en donde se va a necesitar una enorme disposición, tolerancia, magnanimidad con el país, generosidad entre todos y escuchar las razones del otro con el mismo respeto con el que se pide se escuchen las propias.

Entrevistado por Notimex en su oficina del Palacio Legislativo de San Lázaro, dio a conocer que en el periodo ordinario de sesiones que inicia el domingo 1 de septiembre, "se tienen en el cajón 150 dictámenes, de los cuales 80 pueden ser negativos, a lo mejor 30 son puntos de acuerdo".

Indicó que se tienen 30 o 39 dictámenes que son fundamentales y que ya están listos para su discusión en el pleno, entre ellos los del Servicio Profesional Docente y la financiera, que impacta 34 leyes.

"Esa la vamos a discutir la semana que entra y luego viene el paquete económico completo en donde el secretario de Hacienda nos anuncia que se incluye la reforma hacendaria, que se presenta a más tardar el 8 de septiembre, y el 20 de octubre debemos tener legislado todo el paquete de ingresos y el 15 de noviembre el presupuesto", dijo.

Expuso que si a esto se le añade el trabajo natural del Congreso y el ejercicio de su capacidad de nombramiento de cinco consejeros del Instituto Federal Electoral, y finalmente una reforma energética, "ya se sabrá qué meses nos esperan".

¿Se esperan iniciativas preferentes?

"No tenemos noticias y esperaría que no. La agenda del Congreso está abultada por temas trascendentales", respondió.

¿Ese nacionalismo exacerbado puede perjudicar la discusión de las reformas energética y hacendaria?

"México es de los países más abiertos del mundo en materia comercial. Tenemos más de 30 tratados y tenemos prácticamente libre comercio con la mayor parte del mundo".

¿Estamos viendo una gran polarización en el Distrito Federal en la que el SNTE de alguna manera se ha quedado al margen de la discusión de la reforma educativa?

"Fíjese que no. El sindicato de maestros no está en la discusión porque las aportaciones de esta organización que agrupa a más de 93 por ciento de los maestros y al resto de las secciones, salvo tres que son las más estridentes, y de esas tres, la 22 de Oaxaca".

Lo que pasa, abundó, es que el SNTE no está protestando porque sus aportaciones han sido tomadas en cuenta. "El gremio quiere maestros capacitados y evaluados, y se sienten contentos de que el Estado mexicano les dé herramientas para su capacitación", aseveró.

El legislador del Partido Revolucionario Institucional aseguró que el Congreso de la Unión se reunió y escuchó a los maestros del país y se les dijo que sus conquistas laborales no estaban en riesgo y lo más importante es que sí se trabajó con ellos.

"Los maestros mexicanos que están frente al grupo se encuentran contentos porque van a entrar a una nueva etapa en México y quieren modernizar su propio sindicato, pues están legitimados, y son y seguirán siendo lo grandes aliados históricos del Estado mexicano", agregó.

¿Dentro de este procedimiento vendrán las propuestas de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación?

"Nada más que la CNTE no hace propuestas y nos hemos cansado de pedirles una propuesta y la propuesta es la abrogación del tercero constitucional y eso no se puede dar", refirió.

Arroyo Vieyra expresó que nadie está obligado a lo imposible y "es un listado rarísimo, de un discurso muy ideologizado, epistemológico dicen ellos, pero a la hora de que les digo: ?dennos por favor una hojita donde nos digan qué quieren aquí en la ley?, no nos dan nada".

Apuntó que la llamada disidencia magisterial sólo quiere la abrogación del tercero y eso es imposible.

"Quieren todo, ahora nos piden tres mesas de trabajo y tres meses de discusión, pero nosotros tenemos tiempos fatales y los vamos a cumplir", concluyó.