NOTIMEX
26 de mayo de 2016 / 06:17 p.m.

Washington.- Donald Trump se dijo hoy honrado de haber obtenido los mil 237 delegados para ser candidato presidencial del Partido Republicano y adelantó algunas acciones que tomará en sus primeros 100 días de gobierno, anticipando su triunfo electoral.

“Estoy muy honrado”, señaló Trump sobre este logro, confirmado por medios noticiosos tras un nuevo conteo de delegados, luego que varios de estos que mantenían su apoyo sin definir, anunciaron su respaldo a favor del magnate de los bienes raíces.

Ante reporteros en Bismarck, Dakota del Norte, Trump se declaró un tanto sorprendido de haber logrado la nominación antes de la convención de su partido, luego que las proyecciones anticipaban que el nominado se definiría en junio próximo en Cleveland.

“Creo que de lo que estoy más orgulloso, no sólo el hecho de ser yo quien está observando a Hillary (Clinton luchar por la nominación) y no lo opuesto, es que muchos decían que iríamos a una convención abierta, y ahora estamos aquí, viendo a Hillary luchando y no puede lograr algo que es fácil”, acotó.

Según el nuevo conteo, Trump aparece ahora con mil 238 delegados, a los que se podrían sumar los 303 que estarán en juego en las primarias que se realizarán en California, Montana, Nueva Jersey, Nuevo México y Dakota del Sur, donde será al único contendiente.

Sin embargo, su designación como abanderado presidencial republicano no será oficial hasta su elección en la convención de su partido.

Trump adelantó que de ganar los comicios de noviembre durante los primeros 100 días de su administración se abocará a dejar sin efecto varias de las acciones ejecutivas del presidente Barack Obama, incluyendo aquellas que han brindado alivio a millones de migrantes indocumentados.

Voy a deshacer acciones ejecutivas, en particular las que tienen que ver con la frontera, por donde gente que se supone no debe estar aquí, está inundado nuestro país”, anticipó.

Indicó que otra área de atención inmediata será el fortalecimiento del ejército, que calificó como una acción inevitable.

“No tenemos opción. No es algo que deba o no hacerse. Vamos a hacer nuestro ejército más grande, mejor y más fuerte que nunca antes. Nadie se ve a meter con nosotros”, sostuvo.

Trump aseveró que los primeros 100 días de su gobierno serían el periodo necesario para iniciar su trabajo en pos de “hacer a Estados Unidos grande otra vez”, aludiendo al lema de su campaña política.

El magnate inmobiliario dijo que una vez instalado en la Casa Blanca autorizará la construcción del oleoducto Keystone para transportar petróleo pesado desde Canadá a Estados Unidos, pero condicionándolo a que parte de sus ganancias se queden en este país.