27 de enero de 2015 / 03:45 a.m.

Los Patriotas de Nueva Inglaterra arribaron a Arizona para el Súper Tazón XLIX con la mentalidad de ellos contra el mundo para enfrentar a los Halcones Marinos de Seattle.

En un movimiento nunca antes visto para la primera conferencia de un equipo en la sede del Super Bowl, Robert Kraft, dueño de los Patriotas, habló primero antes de que tomara el podio el entrenador en jefe Bill Belichick.

Inmediatamente Kraft abordó el tema de los balones desinflados, asunto que ha dominado el ambiente del Súper Tazón XLIX.

El propietario defendió a su coach Belichick y quarterback Tom Brady, incluso hasta desafiando a la Liga.

"Yo incondicionalmente he apoyado a Bill Belichick y Tom Brady, son parte de mi familia. He conocido a Bill por 50 años y nunca me ha mentido".

Kraft no tiene miedo a la investigación liderada por Ted Wells (quien lo puso la NFL), que están dispuestos a contarles todo lo que saben.

Pero exige que "sí no encuentran nada en la investigación, pediría que la NFL se disculpe con la franquicia de los Patriotas de Nueva Inglaterra, a sus aficionados y especialmente a Bill Belichick y a Tom Brady".

De ahí se abrió paso a entrevistas con Bill Belichick y Tom Brady en el podio. Belichick ignoró las preguntas sobre el tema de los balones desinflados diciendo "que su concentración es exclusivamente hacia los Halcones Marinos".

Mínimo un periodista brasileño hizo sonreír a Belichick, al nombrarlo uno de los mejores coaches de todos los deportes y el ya estar en su sexto Súper Tazón como entrenador en jefe. Después de todos los elogios, Belichick agradece la cortesía y dice bromeando, hay un lugar abierto en el staff. Causando grandes risas entre los periodistas presentes.

"Sí no encuentran nada en la investigación, pediría que la NFL se disculpe con la franquicia de los Patriotas de Nueva Inglaterra, a sus aficionados y especialmente a Bill Belichick y a Tom Brady".Robert Kraft / Dueño Patriotas.

7 SÚPER BOWLSHan jugado los Patriotas desde 1994 cuando Robert Kraft compró la franquicia.

JOSÉ MANUEL VILLALVA