Miriam Castillo 
18 de junio de 2013 / 12:46 p.m.

Londres  • El presidente Enrique Peña se reunió con un grupo de empresarios británicos a quienes les expuso la situación y el panorama específico del país en el ámbito político y de estructura gubernamental.

Luego de un encuentro con el viceprimer ministro Nick Clegg, el mandatario dijo que la expectativa de la relación comercial entre México y Gran Bretaña podrá duplicarse dentro de dos años si continúa el ritmo que guarda hasta ahora.

Durante su gira por Londres, a propósito de su participación en la Cumbre del G-8, el Presidente dijo que la inversión entre ambas naciones “es del orden de los 5 mil millones de dólares, y que se ha acrecentado en los últimos años; advertimos que tiene un enorme potencial para que al menos podamos duplicarla en los próximos dos años”.

Como parte de la agenda de ayer, el mandatario federal sostuvo entrevistas con medios de carácter financiero con quienes expuso las principales líneas económicas del país.Peña habló con el consejo editorial del Financial Times y sostuvo una entrevista con Bloomberg Weekend.

El Presidente consideró que la existencia del Pacto por México y la expectativa de reformas concretas para el país alienta la inversión extranjera.

A unas horas de reunirse con las ocho principales potencias económicas y después de acudir con un grupo de inversionistas británicos, Peña dijo que el acuerdo que se ha logrado con las otras fuerzas políticas en México, incentiva el que los empresarios se acerquen al mercado nacional.

Incluso, consideró que las condiciones políticas que hasta ahora han derivado del Pacto, alienta inversiones hacia nuestro país.

“Esta visita, sin duda, representa para México una gran oportunidad de proyectar lo que viene haciendo, y la razón de haber sido considerados para participar en este encuentro del G-8 es, precisamente, por las expectativas que México genera al mundo. Un país, el nuestro, que se proyecta al mundo con mayor desarrollo social, económico, crecimiento sostenido, por las reformas que se han hecho y por las que eventualmente puedan prosperar en el futuro, de acuerdo a la agenda del Pacto por México”, dijo.

“Provoca pérdidas”

Peña reclamó que la evasión de impuestos por parte de algunas empresas globales provoca la pérdida de recursos que “pueden favorecer el desarrollo de la infraestructura carretera, hospitalaria, así como servicios educativos que México debería tener”, dijo.

Debido a ello, el gobierno federal firmará un convenio con al menos cinco países de la Unión Europea (Francia, Italia, Alemania, España, y Gran Bretaña) para evitar la evasión de impuestos por parte de las trasnacionales.

En el contexto de la Cumbre del G-8, el gobierno de México se pronunció por ampliar los convenios de información y actualización de datos financieros a escala mundial con el fin de que la evasión no afecte los ingresos del gobierno.

Peña aseguró que un acuerdo similar ya se tiene firmado con Estados Unidos.