9 de marzo de 2015 / 03:43 a.m.

 A un mes de que volvió al golf tras una inusitada ausencia personal, Dustin Johnson volvió a posar con otro gran trofeo.

En un despliegue de poder el domingo en el campo Blue Monster, Johnson estuvo perfecto en la mitad final de su recorrido y sacó dos potentes drives para terminar en 69 golpes, tres bajo par, lo que le valió el triunfo en el torneo de Doral, su segundo título del Campeonato Mundial de Golf.

Johnson aprovechó el derrumbe de J.B. Holmes, quien perdió una ventaja de cinco golpes y terminó su ronda con una tarjeta de 75 impactos, a uno del líder.

El campeón del Masters, Bubba Watson, inició con cuatro birdies en sus primeros siete hoyos para tomar una ventaja de dos golpes, solo para incurrir en tres bogeys en un tramo de cuatro banderas. Su tarjeta de 71 lo dejó a dos golpes del campeón.

Johnson obtuvo el noveno título de su carrera en la PGA y se colocó como sexto a nivel mundial.

Por la forma en que jugó, pareció que Johnson jamás se hubiera alejado del golf.

El jugador de 30 años regresó apenas hace cinco semanas de una ausencia de seis meses para buscar ayuda profesional ante lo que describió únicamente como un desafío personal. Golf.com reportó en agosto que Johnson había dado positivo de cocaína por segunda ocasión y que en 2012 se le suspendió bajo circunstancias similares.

Johnson solo respondió "no", cuando se le preguntó si había dado positivo en una prueba antidopaje antes de su regreso.

La actitud fría volvió al Trump National en Doral, especialmente en los hoyos finales. Pero cuando consiguió un tiro corto en par, quedó claro que este triunfo era especial. Se acercó a su prometida Paulina Gretzky —la hija del legendario jugador de hockey Wayne Gretzky— y a su hijo, Tatum, nacido en enero.

"Sabía que estaba muy bien", dijo Johnson. "Sabía que me faltaba algo para hacerme grandioso. Trabajaba en ello, y creo que lo estoy demostrando... es complicado. Estoy tan emocionado en este momento que apenas puedo hablar. Se siente de maravilla. Este triunfo es, por mucho, el mejor".

Un día después de que Johnson consiguiera un hoyo en uno en el cuatro —par tres_, casi lo volvió a conseguir, fallando por una pulgada. Ese fue su primer birdie, y dos más en los par 5 de la segunda mitad lo acercaron a la cima justo cuando Watson comenzó su declive.

AP