AP
18 de mayo de 2014 / 01:19 p.m.

Corea del Sur. — Las autoridades norcoreanas ofrecieron una sorpresiva disculpa pública debido al derrumbe de un edificio de apartamentos en construcción en Pyongyang, en tanto que un funcionario surcoreano consideró posible que haya habido numerosas víctimas, quizá cientos de muertos.

La Agencia Noticiosa Central Coreana, que es oficial en Norcorea, una nación que mantiene en gran secreto sus asuntos, informó el domingo en la mañana del derrumbe ocurrido en la capital sin precisar si hubo muertos, aunque señaló que el accidente fue "grave" e importunó al gobernante del país, Kim Jong Un.

De acuerdo con el despacho, el derrumbe tuvo lugar el martes en el distrito de Phyongchon, de la capital, "debido a que la construcción de un edificio de apartamentos no se efectuaba adecuadamente, y las autoridades la supervisaban y controlaban en una manera irresponsable".

En Seúl, un funcionario que solicitó el anonimato debido a lo delicado de la información, dijo que el inmueble de 23 niveles que se vino abajo al parecer albergaba a 92 familias.

Esta situación implica que la cifra de muertos podría ser de centenares porque la familia típica norcoreanas tiene cuatro integrantes. Sin embargo, se desconoce cuántas personas se encontraban en el interior del edificio cuando ocurrió el derrumbe, o si cuatro personas vivían en cada departamento.

No es inusual que las personas comiencen a habitar los departamentos antes de que concluya la construcción de los edificios.

El funcionario dijo que no tenía disponible cifra alguna sobre las víctimas fatales habidas en el accidente.

El régimen autoritario de Corea del Norte mantiene firme control sobre su prensa oficial, que rara vez informa de hechos que pudieran considerarse negativos.

La caída del edificio tuvo lugar en momentos en que el gobierno surcoreano es a diario blanco de críticas de la ciudadanía y de la prensa norcoreana que le censura el proceder en torno al hundimiento de un transbordador en el que murieron o desaparecieron más de 300 personas.

Según un despacho de la KCNA, la operación de rescate concluyó el sábado y las autoridades ofrecieron sus disculpas ante las familias desconsoladas y los habitantes afligidos del distrito.

En las calles de Pyongyang, las personas manifestaron su ira a causa del incidente.

"Este accidente ocurrió debido a que violaron las normas y métodos de construcción", declaró el civil Pak Chol.