25 de enero de 2015 / 08:07 p.m.

Cristiano Ronaldo le dio una patada sin pelota y un golpe en el rostro a Edimar, lo que le ocasionó una expulsión.

A pesar de todo, el central brasileño aceptó las disculpas del crack.

"Conmigo no hay ningún problema, lo perdono. No tengo nada en contra de Cristiano, al que considero el mejor del mundo".

También aceptó que a cualquiera le puede pasar eso.

"Cristiano es un grande y estas cosas le pueden pasar a cualquiera. Lo tomo como un momento de frustración, de tener la cabeza caliente, nada más. Las cosas no les estaban saliendo bien y había un poco de nervios. Espero que la sanción sea normal".

El capitán de la Selección de Portugués está esperando la sanción que recibirá por dicho acto.

REDACCIÓN