AP
20 de julio de 2015 / 08:40 a.m.

BAGDAD.- Milicianos del grupo Estado Islámico acabaron con un estadio deportivo en la provincia occidental de Anbar, en Irak, según dijeron el lunes autoridades iraquíes.

El estadio, que se encuentra cerca de la ciudad de Ramadi que controlan los extremistas, nunca se había utilizado para torneos deportivos. En los últimos meses se empleó como base militar para las fuerzas de seguridad iraquíes y milicias aliadas. El recinto, con capacidad para 30 mil personas, estaba vacío cuando fue destruido el domingo, indicaron fuentes militares y de seguridad.

ESTADO ISLÁMICO ESTADIO
FOTO: Especial

También en Anbar, el grupo miliciano suní emboscó a una unidad militar cerca de la ciudad de Faluya y mató al comandante del grupo, Ali Ahmed, y a cuatro de sus hombres, indicaron autoridades.

Las fuentes hablaron bajo condición de anonimato, al no estar autorizadas a informar a la prensa. Las fuerzas de seguridad iraquíes anunciaron la semana pasada el lanzamiento de una operación a gran escala para recuperar la provincia de Anbar de manos de los milicianos.