AP
25 de agosto de 2015 / 01:30 p.m.

Líbano.- Imágenes propagandísticas publicadas por el grupo extremista Estado Islámico muestran supuestamente a insurgentes colocando explosivos y volando el templo de Baalshamin, con 2 mil años de antigüedad, en la histórica ciudad de Palmira.

Las imágenes, publicadas el martes en redes sociales por seguidores del grupo, mostraron a milicianos que llevaban barriles cargados con explosivos y colocándolos dentro del templo.

Otras imágenes mostraban contenedores conectados con alambres adosados a las paredes y columnas del templo. Una más retrata una nube de humo gris saliendo del templo y luego otra del edificio reducido a un montón de escombros. Un texto que acompañaba a las fotografías decía: "La completa destrucción del templo pagano de Baalshamin".

Un residente de Palmira había dicho que el templo fue destruido el domingo, un mes después de que militantes lo llenasen de trampas con explosivos.

ESTADO ISLÁMICO
FOTO: AP

UNESCO, la agencia de la ONU para la educación y la cultura, calificó el lunes la destrucción del templo como un crimen de guerra.

El templo, un edificio construido con enormes bloques de piedra de varios pisos tenía seis enormes columnas al frente y estaba consagrado al dios de la lluvia y las tormentas. Formaba parte de un complejo de la época romana en el que hay otros templos dedicados a diosas y dioses, entre ellos el más grande y de mayor antigüedad conocido como Templo de Bel. Expertos y residentes temen que el grupo destruya otras ruinas.

El grupo extremista Estado Islámico. Que ha impuesto su violenta interpretación de la ley islámica en el territorio que controla, en el que ha declarado un califato, dice que esos vestigios antiguos promueven la idolatría. En el vecino Irak ya destruyó varios recintos y se cree que ha vendido reliquias saqueadas de los templos. El grupo de apoderó de la antigua ciudad de Palmira en mayo.

ESTADO ISLÁMICO
FOTO: AP