6 de febrero de 2014 / 02:30 a.m.

Texas.- Una mujer declarada culpable de torturar y matar a un hombre con debilidad mental en Texas valiéndose de una promesa de matrimonio fue ejecutada el miércoles por la noche, una pena que pocas veces se aplica a mujeres.

Suzanne Basso, de 59 años, se convirtió en apenas la 14ta mujer en ser ejecutada en Estados Unidos desde que en 1976 la Corte Suprema permitió reanudar la aplicación de la pena capital. Durante ese tiempo han sido ejecutados casi 1.400 varones.

Basso fue sentenciada a la pena de muerte por el asesinato en 1998 de Louis "Buddy" Musso, de 59 años, cuyo cuerpo golpeado y magullado fue hallado en una zanja en las afueras de Houston.

Los fiscales dijeron que Basso, nacida en Nueva York, se hizo beneficiaria de las pólizas de seguros de Musso y de sus prestaciones de Seguridad Social tras atraerlo desde Nueva Jersey.

AP