AP
28 de mayo de 2017 / 10:07 a.m.

BAGDAD.- Yihadistas del Estado Islámico (EI) ejecutaron hoy a 12 civiles dentro de un hospital público en el oeste de Mosul antes de incendiarlo, tras verse rodeados por las fuerzas de seguridad iraquíes, en el marco de la ofensiva para recuperar los últimos barrios en manos del grupo extremista.

“Han ejecutado a 12 civiles dentro del hospital, incluidos jóvenes, antes de incendiar parte del nosocomio”, informó un vocero de la Policía Federal, el coronel Khedr Saleh, quien precisó que las víctimas eran presos de los yihadistas.

El hospital público era el último bajo control del EI, cuyos combatientes se resisten a la ofensiva final que llevan a cabo las tropas gubernamentales sobre el histórico casco viejo de Mosul, según el portal de noticias Iraqi News.

Las fuerzas iraquíes libran este domingo cruentos combates con los yihadistas, mientras aviones del Ejército bombardean los últimos refugios del grupo extremista en la parte occidental de Mosul, en particular el distrito de Zanjili.

El Ejército iraquí, con el apoyo de la coalición internacional dirigida por Estados Unidos, comenzaron ayer sábado la ofensiva final para arrebatar al EI su último enclave de Mosul, la Ciudad Vieja, desde tres direcciones.

Las fuerzas iraquíes aseguraron que esperan capturar los últimos enclaves de los yihadistas fuera de la Ciudad Vieja de Mosul en las próximas 72 horas.

El ataque se ha extendido además a los barrios anexos de Zanjili, Shafaa y Saha, que el ejército espera también reconquistar junto a la mezquita de Al Nuri, situada en la parte histórica de la ciudad, y el lugar donde el máximo líder del EI, Abú Bakr Al Bagdadi, proclamó un califato en junio de 2014.

Sin embargo, la resistencia del EI en el casco antiguo de la ciudad está siendo feroz, con el uso habitual de coches bomba y en una zona con calles estrechas por las que no pueden entrar los vehículos blindados del Ejército iraquí y sus aliados.

La coalición internacional encabezada por Estados Unidos brinda apoyo aéreo y terrestre a la ofensiva en Mosul, capital de facto del EI en Irak, desde octubre pasado cuando el ejército iraquí –con el apoyo de los kurdos y las milicias chiitas- comenzó su gran ofensiva para recuperar la ciudad.

Mosul, la segunda ciudad del país y el último feudo urbano del EI en Irak, cayó en manos de los yihadistas en junio de 2014, cuando fuerzas del gobierno iraquí abandonaron sus armas y huyeron, lo que permitió a los extremistas apoderarse del norte y oeste del país.


dezr