6 de julio de 2014 / 06:00 p.m.

Madrid.- El Ejército de Irak mató en las últimas horas a unos 90 terroristas, como denomina a los extremistas islámicos, en las cercanías de la refinería de Baiji, en la provincia de Saladino, informaron hoy fuentes castrenses.

El vocero de las Fueras Armadas iraquíes, general Qassim Atta, indicó en rueda de prensa que anoche frustraron un ataque contra la refinería por parte de los yihadistas del Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL), ahora autodenominado Estado Islámico (EI).

Aseguró que las tropas iraquíes mataron a 90 yihadistas y destruyeron ocho vehículos en torno a la refinería, la mayor del país y ubicada al norte de Bagdad, sin precisar la cifra de bajas del lado de las fuerzas gubernamentales, según la agencia iraquí de noticias NINA.

Baiji, ubicada en la provincia de Saladino, es escenario desde hace semanas de combates entre el Ejército y los insurgentes sunitas, que se disputan el control de la mayor refinería del país.

Asimismo, Atta agregó que otros 20 extremistas sunitas fallecieron dentro de la sede de la Gobernación de Saladino, ubicada en Tikrit, la capital provincial.

El Ejército iraquí, con el apoyo de la aviación, sigue “limpiando y avanzando” en zonas de las provincias de Diyala (este) y Al Anbar (oeste), mencionó el portavoz castrense.

El conflicto iraquí adquirió una nueva dimensión el pasado 29 de junio con la proclamación por parte del EIIL de un califato islámico que abarca desde la provincia siria de Alepo a la iraquí de Diyala.

En su primera aparición en un video difundido en portales yihadiatas, Abu Bakr al-Baghdadi, quien se autoproclamó hace una semana como califa del Estado Islámico, llamó a sus fieles a obedecerlo y continuar el camino de la Yihad (Guerra Santa).

Las autoridades iraquíes analizan este domingo la autenticidad del video que supuestamente muestra a al-Baghdadi ofreciendo un sermón el viernes pasado en la Gran Mezquita de la norteña ciudad de Mosul.

Los yihadistas del EIIL, que también combaten contra el régimen del presidente sirio, Bashar al-Assad, lanzaron el pasado 9 de junio su ofensiva contra el gobierno de al-Maliki para tratar de expulsar del poder a la mayoría chiíta de Irak.

Desde entonces, los rebeldes sunitas han tomado el control de Mosul, de gran parte de la provincia de Nínive (norte), de la ciudad de Tikrit y de otros sectores de las provincias de Saladino (norte), Diyala (este) y Kirkuk (norte).

FOTO: Ap

NOTIMEX