AP
3 de marzo de 2014 / 03:34 p.m.

Ginebra. — El ministro ruso de Relaciones Exteriores Sergey Lavrov justificó el lunes el envío de fuerzas rusas a Crimea, alegando que sólo busca proteger a los ciudadanos rusos en la vecina Ucrania.

El empleo de fuerzas rusas es necesario "hasta que se normalice la situación política" en Ucrania, agregó Lavrov durante la sesión de apertura del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra.

"Se trata de proteger a nuestros ciudadanos y compatriotas, de proteger el más fundamental de los derechos humanos: el derecho a vivir y nada más", dijo Lavrov.

El nuevo gobierno de Ucrania, favorable a occidente, acusó a Rusia de lanzar una invasión militar y pidió al Kremlin que retire sus fuerzas.

Lavrov restó importancia a esas acusaciones y dijo que "la información procede como preparativo a nuevas provocaciones que están siendo cometidas, inclusive contra la flota rusa del Mar Negro", con base en Crimea, una península estratégica controlada ahora por Rusia.

"Quienes intentan interpretar la situación como una especie de agresión y nos amenazan con sanciones y boicots, son los mismos socios que han animado consistente y vigorosamente a los poderes políticos allegados a ellos que declaren un ultimátum y renuncien al diálogo", dijo Lavrov.

"Les pedimos que muestren responsabilidad y dejen de lado los cálculos geopolíticos y pongan los intereses del pueblo ucraniano por encima de todo", agregó.

Lavrov tenía previsto reunirse el lunes por la tarde con el secretario general de Naciones Unidas Ban Ki-moon para analizar la situación.

Lavrov pidió a Ucrania que vuelva al acuerdo del 21 de febrero firmado por el presidente prorruso Viktor Yanukovych para poner fin a los tres meses de crisis política en el país.

Yanukovych huyó a Rusia tras firmar un acuerdo con la oposición y los ministros de Relaciones Exteriores de Francia, Alemania y Polonia para adelantar las elecciones en el cuarto trimestre y ceder gran parte de su poder. Sin embargo, la oposición siguió demandando su renuncia inmediata.

Lavrov dijo que Yanukovych respetó el acuerdo, y que la oposición "no hizo nada".

"Las armas ilegales no han sido entregadas, los edificios gubernamentales y calles de Kiev no han sido completamente liberados, los extremistas siguen controlando las ciudades", dijo Lavrov. "En lugar de prometer un gobierno de unidad nacional ha sido creado un gobierno de los vencedores".

Ban dijo que hablará con Lavrov de destensar la crisis y que podría solicitar la creación de "un grupo de contacto" encabezado por el presidente de Suiza Didier Burkhalter como director de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa.