ÓSCAR RODRÍGUEZ
6 de junio de 2013 / 10:58 p.m.

Oaxaca • El presidente del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional, César Camacho Quiroz, afirmó que las elecciones de julio próximo en 14 estados del país, no deben de servir de chantaje ni de pretexto para evitar el ejercicio de la concertación política, ya que los comicios tienen que ser blindados por los ciudadanos y las autoridades electorales en cada uno de los estados.

Dijo que el Pacto por México, que fue concebido por los dirigentes de los partidos y el presidente de la República, es el mejor instrumento para lograr acuerdos, además de que ya ha dado resultado con las reformas educativas, de telecomunicaciones y de competencia económica, y esperan su turno las reformas hacendaria, energética, financiera y de justicia.

Estas acciones a favor del pueblo no deben postergarse, dijo, por el chantaje de las elecciones, que no deben ser un pretexto para nuestros adversarios para tener un ejercicio de concertación política.

"Yo no quisiera creer que los dirigentes nacionales del PAN o del PRD, quieren chantajear al Presidente, quiero creer en su buena fe, porque somos compañeros por encima de nuestra militancia y nadie puede tener la mezquindad a la que obligaría a desviar y sesgar los asuntos más importantes que a la nación atañe y que ha esperado por años, solo con el pretexto de las elecciones.

"Las elecciones deben ser blindadas por los propios ciudadanos y por las autoridades electorales de cada uno de los estados".

Camacho Quiroz afirmó que el PRI contiende en estas elecciones para competir de buena fe, sin ingenuidad.

El líder priista también respondió a los señalamientos del dirigente nacional del PRD, Jesús Zambrano, y dijo que su partido no tiene una maquinaria electoral en operación a diferencia de los gobiernos de coalición de Baja California y Puebla.

En este sentido, dijo que "cualquiera que sea la filiación de cualquier gobernador, tiene que sacar las manos del proceso electoral y dejar la libres las decisión a los ciudadanos, la determinación sobre quienes deberán ser quienes le sirvan en los próximos años".

Sobre el caso de Andrés Granier, ex gobernador de Tabasco, dijo “que este asunto no afectará el Pacto por México ni las elecciones, porque es un asunto a título personal de un ex gobernador, en este caso del químico Andrés Granier, argumentando que las causa penales son personalísimas y mi partido se deslinda de lo que ocurra en contra de este ex gobernador” .

Dijo que el PRI no puede generalizar la actitud de sus militantes ni exonera ni condena a quienes se les acusa de hechos delictuosos y deja la resolución en manos de las autoridades jurisdiccionales y de procuración de justicia.

"El PRI ni exonera ni inculpa, de tal suerte que quienes se digan o se especulen que cometieron perjuicios, que se planteen las quejas con las pruebas ante las autoridades competentes para que se haga justicia".

Con respecto a las quejas por presuntas imposiciones de candidatos, rechazó que estos reclamos vayan a representar un riesgo para sus triunfos y precisó que hay un gran reto de su partido para aplicar la política de inclusión y dar espacio en otras posiciones a voces discordantes.

Dijo que es el momento de la unidad, y llamó a sumar esfuerzos para ganar el mayor número de espacios.

Camacho Quiroz estuvo presente en un acto público masivo, celebrado en la plaza central de la ciudad de Oaxaca, donde encabezó el inicio de las campañas proselitistas para diputados y presidentes municipales.

Afirmó que se esperan cuentas alegres para su partido en Oaxaca y refirió que el presidente Enrique Peña,requiere de aliados oaxaqueños.