NOTIMEX
22 de junio de 2013 / 08:36 p.m.

México • Las contiendas electorales no deben ser para distanciar a las personas, y en el PRI nunca se toma esto como un desafío personal, una reyerta, una riña, un alejamiento entre familias, amigos o paisanos, sino como una oportunidad de unión entre los mexicanos, expresó el dirigente priista César Camacho Quiroz.

El presidente del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional estableció que el partido ha tenido el talento de saber escuchar a la población.

Aseguró que "las autoridades emanadas del PRI saben que deben mandar obedeciendo, que se equivoca menos quien le hace caso a la gente".

En este proceso electoral, dijo, que ha sido intenso y extenso, los actores principales no son los candidatos sino a la gente, aquellos que tienen ansias y todo el derecho de vivir mejor.

Al encabezar un acto en apoyo al candidato priista a la presidencia municipal de Apizaco, Tlaxcala, Rafael Ortega Blancas, que se llevó a cabo en el club de Leones, estableció que el partido quiere ganar, pero no derrotando a nadie, sino porque es el mejor de los proyectos.

Explicó que ese está basado en hacer que la política no sea buena para los políticos sino para los ciudadanos, con más oportunidades de trabajo, que los niños y jóvenes tengan educación de calidad, en un mundo competido donde hay que participar, hay que ganar.

El dirigente partidista, manifestó que hay que ganar porque la gente merece vivir con dignidad.

Afirmó que el Presidente de la República cumplirá a cabalidad los compromisos que ha adquirido, porque es un hombre de bien, un hombre derecho, un hombre de palabra y que hace bien las cosas en el ámbito federal.

El dirigente partidista dijo que las contiendas electorales parecen distanciar a las personas, pero en el PRI nunca se toma esto como un desafío personal, una reyerta, una riña, un alejamiento entre familias, amigos y paisanos.

"Va a pasar el 7 de julio, vamos a ganar y, a partir de ahí, a construir el futuro de oportunidades que la gente trabajadora y buena de Apizaco merece", sostuvo.

Invitó a la población a "cerrar muy fuerte, a empezar a caminar con el pie derecho en este par de semanas para que cada militante se convierta en un activista político".

Sentenció que la victoria del PRI en las elecciones del 7 de julio no se las van a regalar, "la vamos a obtener porque somos una organización con ideas y sobre todo con mucho corazón. El 7 de julio no ganará una sigla, sino el pueblo de México", manifestó.