AP
9 de marzo de 2014 / 04:49 p.m.

El Salvador. — Los centros de votación abrieron sus puertas a la hora prevista del domingo y miles de salvadoreños comenzaron a ejercer el sufragio para elegir en segunda vuelta al nuevo presidente del país, entre el derechista Norman Quijano y el ex comandante guerrillero Salvador Sánchez Cerén.

Se trata de una cerrada disputa el oficialismo del ex guerrillero Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional y la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena) que busca regresar al poder. Los dos partidos fueron los más votados en la primera ronda que se realizó el domingo 2 de febrero.

El Frente llega con un amplio respaldo en la intención de voto, con entre 9.8 y 18.4 puntos porcentuales sobre la derechista Arena, según las encuestas electorales más recientes. El margen de las encuestas es de 2.3 y 2.5 puntos porcentuales.

Según las leyes electorales, el Tribunal Supremo Electoral declarará ganador al candidato y partido que obtenga la mayoría de los votos válidos emitidos.

En un hecho que marca historia, la comunidad transgénero también participó sin problemas en las votaciones en el Centro de Ferias y Convenciones.

Vestido como mujer, luciendo una larga cabellera rubia, Rubén Lopez, que hoy se hace llamar "Rubí", se aproximó a la Junta Receptora de Votos, mostró su Documento Único de Identidad y se le permitió votar sin ningún inconveniente.

El Tribunal Supremo Electoral se había comprometido a no poner trabas para que pudieran votar los miembros de la Comunidad de Lesbianas, Gays, Transexuales, Bisexuales e Intersexuales,

Los candidatos de los dos partidos y sus familiares iniciaron la jornada asistiendo a servicios religiosos y luego se dirigieron a votar.

La mayoría de las casillas electorales abrieron las votaciones a las 7:00 de la mañana (1300 GMT), como se había planificado, pero en algunos ligares se atrasó por algunos minutos, sin que se reportaran incidentes graves.

Las casillas cerrarán sus puertas a las 17:00 horas, pero según las leyes electorales, podrán votar las personas que se encuentren dentro de las instalaciones del centro de votación.

Unos 4.9 millones de salvadoreños mayores de 18 años están convocados a votar en la segunda ronda electoral en la que se elegirá al presidente que gobernará el país por cinco años, pero las autoridades electorales informaron que 650.181 salvadoreños no renovaron sus Documento Único de Identidad y no podrán ejercer el sufragio.

En estas votaciones también podrán emitir el sufragio los salvadoreños residentes en Estados Unidos y Canadá y se amplió a los 262 municipios de la nación el voto residencial.