27 de marzo de 2014 / 03:36 a.m.

Washington.- Veinticinco empresas de Estados Unidos están eliminando voluntaria y gradualmente el uso de antibióticos para promover el crecimiento en animales que se procesan para consumo humano, informó el miércoles la Administración de Alimentos y Medicinas.

Bajo el argumento de que esa práctica es una amenaza potencial a la salud pública, la FDA (siglas en inglés de la agencia) pidió en diciembre a 26 compañías que voluntariamente dejaran de etiquetar medicamentos importantes para tratar infecciones humanas como aceptables para promover el crecimiento en animales. La FDA no reveló el nombre de la única que no aceptó retirar o revisar sus productos.

Las empresas retirarán completamente los medicamentos para uso animal o los revisarán para que sólo sean usados con receta del veterinario.

Muchos productores de ganado, cerdo y pollo dan a sus animales antibióticos con regularidad para hacer que éstos crezcan más rápido y asegurarse de que estén sanos.

El retirar el medicamento a los animales tiene como objeto limitar las enfermedades resistentes a los antibióticos en los humanos, debido a que la resistencia se ha vuelto un creciente problema de salud. La exposición repetida a los antibióticos puede hacer que los gérmenes se vuelvan resistentes a la medicina y luego ya no sea efectiva para tratar una enfermedad en particular.

En septiembre, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades dieron a conocer que más de 23.000 personas mueren cada año por infecciones resistentes a los medicamentos.

El mayor riesgo proviene de los gérmenes que hay en los hospitales, y no está claro qué tanto del problema se debe al uso de medicamentos en los animales que comen los humanos. Pero la Administración de Medicinas y Alimentos ha dicho que este es un paso para solucionarlo.

La FDA dijo que está trabajando con la industria en el tema porque es una ruta más fácil y rápida que el extenso proceso regulatorio. Dos de los principales fabricantes de antibióticos para animales, Zoetis y Elanco, dijeron que cumplirían.

La agencia indicó que las 25 empresas representan 99,6% del suministro que la FDA tiene como objetivo.

Los clientes claman cada vez más por carne libre de antibióticos. McDonald's, entre otras empresas, ha buscado limitar los fármacos en los animales de donde proviene su carne, lo cual presiona a muchos productores a hacer lo mismo.

Algunos grupos activistas dicen que la FDA necesita ir todavía más allá para reducir los antibióticos en animales, incluido limitar a las empresas que los usan para prevenir enfermedades cuando los animales están en condiciones de hacinamiento. Las actuales directrices tocan el tema del uso de antibióticos para promover el crecimiento.

"Si las directrices voluntarias no contienen el uso de antibióticos, el hecho de que las farmacéuticas cumplan con lo ordenado no sirve para nada", dijo Keeve Nachman del Johns Hopkins Center for a Livable Future (Centro Johns Hopkins para un Futuro Habitable).

Agencias