17 de marzo de 2013 / 03:30 p.m.

México • La Asamblea Nacional Extraordinaria del PAN decidió ayer quitarle al Consejo Nacional, donde el calderonismo representa una de las fuerzas dominantes, la facultad de nombrar a su dirigente nacional y que éste sea electo por el voto directo de la militancia.

Ayer, durante la discusión para la modificación de los estatutos panistas, los delegados numerarios aprobaron modificar el artículo 11 para facultar a los militantes y así elegir a los dirigentes de los comités municipales, estatales y al mismo Comité Ejecutivo Nacional mediante el voto directo.

Con estas nuevas reglas, en diciembre de este año los panistas deberán decidir quién será su nuevo líder nacional. Gustavo Madero Muñoz tiene derecho a buscar la reelección en el cargo.

Entre más de una decena de modificaciones aprobadas destaca que para la nueva integración del Consejo Nacional 270 integrantes sean electos por asambleas estatales y no por la nacional.

Ayer, al hablar de la modificación realizada para que la militancia elija a sus dirigentes, Santiago Creel señaló que estos cambios “de ninguna manera son el reflejo de una disputa interna”, ya que esta propuesta hecha de última hora cambia en su totalidad las reglas del juego para la elección de la dirigencia.

Sin embargo, advirtió: “El diablo está en los detalles, si no se generan los controles necesarios para que quienes hoy tienen posibilidades de tener a la militancia dentro de los gobiernos estatales o municipales o que tienen la fuerza de la nómina, si no se establecen esos controles, las cosas no mejorarán”.

En tanto, calderonistas asistentes señalaron que los resultados representan un giro de 180 grados en la intención del CEN de formar un partido “federalista”, pues finalmente se abrió a la militancia.

Consideraron que una vez que se reanude la asamblea, el trabajo mayor será adecuar los artículos restantes de discutir, para que se adapten a las modificaciones.

Aseguraron también que se elimina el estímulo a quienes pretendían formar parte del Consejo Nacional solamente para tener injerencia en la elección del dirigente nacional.

La asamblea inició ayer poco antes de mediodía con un discurso en el que el dirigente nacional llamó a sus 9 mil 328 correligionarios, agrupados en 28 delegaciones presentes, a construir “el mejor PAN de la historia”, al advertir: “Somos menos, pero más panistas”.

En tanto, Gabriela Cuevas, identificada como una figura cercana a Creel, señaló al hablar de las modificaciones pretendidas que dicho proyecto “va contra la naturaleza de Acción Nacional, Acción Nacional nació como un partido democrático, un partido en el que los militantes tenemos voz y voto”.

La jornada inició con la discusión sobre el contenido del proyecto de reforma de estatutos presentado por la comisión encabezada por la secretaria general de ese partido, Cecilia Romero.

Los oradores en contra, como Juan Marcos Gutiérrez, argumentaron que se trataba de un proyecto “tramposo”, porque llevaría al partido a concentrar el poder en el Comité Ejecutivo Nacional y funcionar como un “politburó” propio del comunismo.

Fue la misma Romero la encargada de defender el proyecto en medio de rechiflas. Al final se aprobó en lo general y de los 131 artículos los integrantes de la Asamblea Nacional panista se reservaron 96 artículos para su discusión en lo particular.

Apenas iniciaba la discusión cuando Javier Corral presentó la propuesta de modificación al artículo 11 para facultar por vez primera a la militancia a elegir directamente a sus dirigentes.

Madero aseguró que se trata de una añeja petición planteada a la Asamblea Nacional.

“Vendría siendo uno de los temas fundamentales que se han venido planteando, no de ahora. Los que conocen al PAN saben que éste es un tema que ha sido presentado, analizado en distintas asambleas, por lo menos en las últimas cinco asambleas generales extraordinarias ya ha sido presentado.

El Partido Acción Nacional, aseguró, está en un momento inédito, nuevo, en el que se abre a la ciudadanía, pero que puede tener confianza en sus procesos de elección porque ya tenemos padrones depurados, porque ya tenemos mecanismos de reforzamiento de nuestros conflictos de una manera muy eficaz y esto nos permitirá tener una vida plena democrática.

Esta apertura, sostuvo, “es un diseño nuevo, es un replanteamiento del funcionamiento del PAN, como ha sido hasta hoy, pero sí estamos hablando de un antes y un después; un antes y un después que requerirá ir ajustando esta vida interna para hacer una democracia vigorosa”

Lo que estamos haciendo, abundó, “es fortalecer para que haya mejores mecanismos de afiliación y tengamos la depuración del padrón y que esta militancia tenga esa garantía de participación, hacerlo con su voto en todas estas decisiones, todas las que hemos planteado: elegir dirigencias, elegir candidatos, elegir consejeros”.

Dijo que una vez abierta la elección del nuevo dirigente a la ciudadanía, la mecánica de cómo instrumentar estas votaciones y estas elecciones “se diseñará en las reformas que se requieren y los ajustes en los reglamentos y en los estatutos en un futuro”.

Falta de quórum

A pesar de que el presidente nacional del PAN informó que la presencia de más de nueve mil delegados numerarios en la Asamblea Nacional había superado sus expectativas, la jornada de ayer fue suspendida debido a la falta de quórum.

Luego de poco más de seis horas de discusión, los vacíos en las butacas de la Arena Ciudad de México, donde se llevó a cabo el encuentro panista, era evidente.

Héctor Larios, encargado de conducir el debate, solicitó la verificación del quórum. De las 22 delegaciones estatales necesarias para mantenerlo, solo 14 de ellas contaban con los integrantes necesarios, por lo que se levantó la Asamblea Nacional para reanudarse en una fecha aún por definir.

La discusión se detuvo cuando se discutía el artículo 74 de los 131 que forman parte del estatuto panista.

Madero se refirió a esta situación y dijo que el quórum se rompió “porque es una reforma de gran calado, son más de 131 artículos, más los transitorios; llevábamos más de 10 horas y llevábamos la mitad de artículos, como 50 y tantos; además de que todos entendieron que los cambios ya aprobados implican que todos los próximos artículos se revisen en función de la lógica de los cambios que se incluyeron y ya son materia en firme”.

Por ello, dijo, “tiene que continuarse rápido esto, no puede postergarse mucho porque el partido está ahora en un impasse. Seguimos teniendo estatutos vigentes, pero ya hay aprobados en lo general y en lo particular un buen número de artículos; entonces tenemos que terminar este proceso a la brevedad para poder tener certidumbre jurídica y seguir avanzando. El PAN necesita claridad”.

Claves

Consecutivo

- El líder del blanquiazul habló también de la posibilidad de buscar de nueva cuenta la presidencia de su partido.

- Dijo: “Afortunadamente sigue siendo una prerrogativa poder buscar la dirección en un periodo consecutivo y eso será una decisión que yo analice en el segundo semestre de este año”.

DANIEL VENEGAS Y CAROLINA RIVERA