5 de enero de 2013 / 12:57 a.m.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos inició de oficio la investigación de los ataques cometidos en el Jardín de Niños 1, de Iztapalapa.

 Ciudad de México • La Comisión Nacional de los Derechos Humanos emitió la recomendación 76/2012, dirigida a la Secretaría de Educación Pública, por la agresión sexual que sufrieron por lo menos 15 niños de entre cuatro y seis años de edad, alumnos del Jardín de Niños 1, ubicado en la delegación Iztapalapa, por personal del plantel.

La CNDH inició de oficio la investigación del caso después de conocer la gravedad de los hechos, difundidos en varios periódicos de circulación nacional, en los que padres de familia señalaban como presuntos responsables de la agresión sexual a un asistente de servicios y de presunto encubrimiento a la directora de la escuela.

Posteriormente, también fueron señalados por los niños el conserje del plantel y un practicante de servicio social, quien daba clases de educación física.

Visitadores adjuntos y peritos de esa comisión nacional realizaron diversos trabajos de campo para recopilar testimonios y documentos.

Después de haber investigado y analizado el conjunto de evidencias del caso, la CNDH observó que se vulneraron los derechos humanos a la integridad personal, trato digno, educación, desarrollo y a la libertad sexual, en agravio de los 15 alumnos del jardín de niños.

Definió los hechos como transgresión a la libertad sexual de los niños, tratos crueles, inhumanos o degradantes, privación a los niños de cuidados continuos, omitir custodiar, vigilar, proteger, establecer medidas cautelares y/o dar seguridad a personas y brindar una educación de calidad.

Por ello, la CNDH pidió a la SEP, en su recomendación 76/2012, proceder a la inmediata reparación del daño ocasionado a los 15 infantes y las víctimas que aparezcan, pues se tiene constancia de por lo menos 17 niños más que aún no se habían presentado a declarar, ni se les habían realizado los dictámenes médicos o psicológicos para acreditar el abuso sexual.

Le planteó a la dependencia proporcionar atención psicológica a las víctimas y familias de los menores para que puedan seguir apoyándolos en su recuperación emocional.

Demandó también impartir cursos de capacitación obligatoria a todo el personal docente y administrativo que labora en los planteles de educación inicial y básica, sobre prevención e identificación del abuso sexual.

La SEP tendrá que capacitar a todo el personal que labora en los planteles sobre el procedimiento que deben de seguir para levantar las actas correspondientes, de acuerdo a los lineamientos para la atención de quejas o denuncias por violencia, maltrato, acoso escolar y/o abuso sexual infantil, en los planteles de educación inicial, básica, especial y para adultos en el Distrito Federal.

Determinó que tiene que verificar que en los procedimientos de selección del personal, los candidatos cumplan con un perfil específico para trabajar con niños de acuerdo a su edad, etapa escolar y su nivel de desarrollo; velar por la protección de los derechos de los menores, detectando posibles rasgos de personalidad que los puedan poner en riesgo.

Se solicita que la Unidad de Atención al Maltrato y Abuso Sexual Infantil realice investigaciones exhaustivas, siempre velando por el interés superior del niño y se abstenga de realizar un informe final sin tomar en cuenta a las víctimas.

Debe revisar las instalaciones de los planteles educativos de educación básica, en especial en donde asisten los menores, para prevenir e identificar las zonas de riesgo que los expongan a sufrir cualquier tipo de violencia y/o abuso sexual infantil.

La CNDH pidió la colaboración amplia en el trámite de la queja que promueva ante el Órgano Interno de Control en la Administración Federal de Servicios Educativos en el Distrito Federal, a fin de que se inicie procedimiento administrativo de investigación.

EUGENIA JIMÉNEZ