10 de enero de 2013 / 01:42 a.m.

Dicha comisión exhortó al Ejecutivo federal y al congreso del estado de Chiapas a designar a sus representantes ante dicha comisión.

 Ciudad de México • La Comisión Permanente del Congreso de la Unión emplazó a la Cámara de Diputados y al Senado de la República a integrar a la brevedad la Comisión de Concordia y Pacificación (Cocopa), con el fin de coadyuvar a la solución justa, digna y duradera del conflicto con el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).

Llamó igualmente al Ejecutivo Federal y al congreso del estado de Chiapas a designar sus respectivos representantes ante dicha comisión.

Al presentar la proposición con punto de acuerdo, la legisladora perredista Dolores Padierna recordó que la Ley para el Diálogo, la Conciliación y la Paz Digna en Chiapas ordena al Congreso de la Unión integrar la Cocopa con representación de diputados y senadores.

Recordó que el papel de esa comisión fue determinante para impulsar los acuerdos de San Andrés Larráinzar y frenar los incidentes del conflicto armado iniciado por el EZLN el 1 de enero de 1994.

Padierna señaló que algunos de los integrantes de la primera Comisión de Concordia y Pacificación llamaron a reintegrar esa instancia, tras la reaparición pública del grupo armado durante los últimos días del año pasado.

Al respecto, el diputado priista Manuel Añorve expresó el respaldo de su bancada a la propuesta, al subrayar la necesidad de abrir mayores espacios para escuchar las voces de los pueblos indígenas y atender sus reclamos.

Indicó que el Congreso de la Unión debe mostrar su disposición a participar en el diálogo y a facilitar las negociaciones entre el Ejecutivo Federal y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

En votación económica, el pleno de la Comisión Permanente aprobó por ello el acuerdo para solicitar a las juntas de Coordinación Política de la Cámara de Diputados y el Senado de la República a definir a sus respectivos representantes para integrar la Cocopa de la LXII Legislatura del Congreso de la Unión.

FERNANDO DAMIÁN E ISRAEL NAVARRO