AP
16 de marzo de 2015 / 09:55 p.m.

NUEVA YORK.- Trabajadores de McDonald's en 19 ciudades han presentado denuncias contra la compañía por quemaduras sufridas a causa de grasa que salta, carencia de equipo de protección y otros riesgos de trabajo, de acuerdo con organizadores laborales.

Las denuncias son la medida más reciente de una campaña para lograr un aumento salarial que remunere a los trabajadores con 15 dólares por hora y permita la sindicalización de los empleados del ramo de la comida rápida, que trata de presionar a McDonald's para que acuda a la mesa de negociaciones.

La medida es una propuesta del Service Employees International Union (Sindicato Internacional de Empleados de Servicios) y comenzó hace dos años. Entre otras actividades ha llevado a cabo protestas en diversas partes de Estados Unidos y presentado demandas por pagos injustos a los trabajadores.

Las quemaduras y otros riesgos fueron descritos en denuncias que se presentaron en semanas recientes ante la Administración de Salud y Seguridad en el Trabajo, y dadas a conocer este lunes.

Los trabajadores dicen que rara vez se les dan guantes para manejar equipos calientes y dicen que han sufrido quemaduras al limpiar parrillas. Un trabajador dijo que el gerente le dijo: "Ponte mayonesa, nada va a pasarte".

Las quejas también hablan de carencia de adiestramiento para manejar freidoras calientes y evitar los resbalones en piso mojado.

Una representante del Departamento del Trabajo, Laura McGinnis, confirmó que la agencia recibió las denuncias pero dijo que no hablaría de ellas porque es una política no hacer comentarios sobre investigaciones en curso.

En un comunicado, McDonald's afirmó que la compañía y sus franquiciatarios independientes tienen el compromiso de garantizar condiciones de seguridad para sus trabajadores y que revisarán los señalamientos.

"Es importante hacer notar que estas denuncias son parte de una estrategia de mayor alcance orquestada por activistas contra nuestra marca que tiene por objeto atraer la atención de los medios", dijo una vocera de la compañía, Heidi Barker Sa Shekhem, en el comunicado.

Las denuncias representan una parte sustantiva de la campaña "Lucha por 15", lanzada para exigir cuentas a McDonald's por las condiciones de trabajo en sus franquicias. Eso permitiría el inicio de negociaciones y sindicalización en los más de 14 mil restaurantes de la compañía en Estados Unidos, que en su gran mayoría son propiedad de franquiciatarios. McDonald's y otras cadenas de comida rápida, como Burger King y Wendy's, sostienen que no son responsables por las decisiones de los empleadores en restaurantes franquiciados.

El asunto ha llegado al abogado general del Consejo Nacional de Relaciones Laborales, que el año pasado afirmó que McDonald's podía ser declarado patrón solidario en quejas de los trabajadores. Las quejas aún no han sido analizadas pero se espera que, sin importar qué bando pierda, habrá apelación a la decisión.