REUTERS
25 de agosto de 2016 / 06:33 p.m.

WASHINGTON.- Un empresario chino-mexicano, acusado de tráfico de drogas, podría ser entregado a México por las autoridades estadounidenses incluso esta semana porque en la práctica está agotando sus posibilidades legales, lo que acabaría con una larga batalla para su extradición, dijo su abogado a Reuters.

El arresto de Zhenli Ye Gon en julio de 2007 en Estados Unidos y la confiscación de 205 millones de dólares en efectivo en su casa en México, tuvieron incidencia en un importante caso de investigación de lavado de dinero en el banco británico HSBC y la empresa de casinos Las Vegas Sands Corp..

Los fiscales estadounidenses acusaron a Ye Gon, dueño de la fallida mayorista farmacéutica Unimed Pharm Chem, de importar químicos para que carteles produjeran ilegalmente metanfetamina.

El abogado de Ye Gon, Gregory Smith, dijo que su cliente era un empresario que cumplía con la ley. El caso se desmoronó en 2009 cuando testigos clave se retractaron o rehusaron testificar, según registros judiciales.

Desde entonces, Ye Gon ha estado detenido en una cárcel de Virginia en razón del pedido de extradición de México, donde enfrenta cargos por tráfico de drogas y lavado de dinero.

Su abogado ha peleado contra la extradición argumentando que su cliente podría ser torturado o asesinado si regresa a México. A inicios de agosto, el empresario de 53 años agotó todas sus opciones legales cuando una corte de apelaciones en Richmond (Virginia) rechazó su pedido de reconsiderar la extradición.

La corte sentenció que no podía interferir en una decisión del Departamento de Estado, que determinó el año pasado que Ye Gon debía ser entregado a México.

John Kirby, portavoz del Departamento de Estado, declinó comentar sobre el caso pero dijo que antes de decidir una extradición el Gobierno estadounidense debe estar convencido de que el individuo no será torturado y que tendrá un juicio justo.

En un último esfuerzo, Smith dijo en una entrevista que solicitará la semana próxima a la Suprema Corte de Estados Unidos una suspensión de emergencia de la extradición.

Un portavoz del Departamento de Justicia dijo que de no haber una nueva demora por mandato judicial, Estados Unidos puede seguir adelante con la extradición de Ye Gon, quien nació en Shangai pero también cuenta con la ciudadanía mexicana.

La Secretaría de Relaciones Exteriores de México declinó hacer comentarios.