MILENIO DIGITAL
8 de mayo de 2017 / 06:26 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- El líder de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, Thomas Donohue, urgió hoy al presidente Donald Trump a una pronta modernización del TLCAN, mantenerlo como un acuerdo trilateral y evitar cualquier alza arancelaria o barrera entre Estados Unidos, México y Canadá.

“El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) es el cimiento de una relación próspera, y mientras nuestra nación inicia el debate sobre su futuro, debemos empezar por reconocer el valor del acuerdo para nuestro bienestar económico”, señaló Donohue.
El líder del organismo empresarial más grande del mundo dijo que los empresarios saludan la decisión de modernizar el acuerdo, pero sostuvo que el proceso debe ser guiado por varios objetivos.

“El primero es no causar perjuicios. No debes desquiciar el comercial aunal de 1.3 billones, que cruza nuestras fronteras por el TLCAN.
Regresar a las tarifas altas y otras barreras comerciales podría arriesgar millones de empleos estadounidenses”, señaló.

Donohue se pronunció además por mantener el acuerdo trilateral, en aparente respuesta a declaraciones del secretario de Comercio Wilbur Ross, quien mencionó la probabilidad de que la administración Trump proponga acuerdos bilaterales.

“Hacer la transición a un acuerdo bilateral enteramente nuevo podría interrumpir el comercio. Introducir reglas divergentes -unas para Canadá y otras para México- sólo elevaría el costo de hacer negocios. Eso podría afectar nuestras competitividad e industrias”, añadió.

Donohue agregó que Estados Unidos debe agilizar la modernización del TLCAN, pues “la incertidumbre sobre el futuro del comercio con Canadá y México deprimiría el crecimiento económico en los tres países. También podría alentar una reacción política que podría dañar nuestros lazos comerciales”, apuntó.

Hasta el momento, la administración Trump no ha formalizado su notificación al Congreso para renegociar el acuerdo, lo que abriría un compás de espera de 90 días, en momentos que el pleno del Senado aún no ha confirmado la designación del representante comercial de la Casa Blanca, Robert Lighthizer.

Donohue señaló que una renegociación del TLCAN en los términos planteados por los empresarios tiene el potencial de incrementar los beneficios y limitar los riesgos.

“No cejaremos hasta que tengamos un TLCAN más fuerte, uno que fortalezca nuestras cruciales negociaciones comerciales con Canadá y México y reafirme la competitividad de Norteamérica en la economía global”, concluyó.