ap
29 de enero de 2016 / 04:49 p.m.

Monterrey.- El aspirante presidencial republicano Donald Trump, encabezó el viernes un mitin en New Hampshire, mientras sus rivales en ambos partidos recorren Iowa en un intento de último minuto por ganarse a los indecisos antes de que sean las cruciales asambleas partidarias del estado.

Cientos de votantes esperaron el arribo de Trump en Nashua, para un mitin programado un día después del debate republicano trasmitido por Fox News y que fue boicoteado por el empresario para encabezar su propio programa: un acto dedicado a los ex combatientes. Ante la ausencia de Trump, sus rivales se atacaron unos a otros sobre temas como salud e inmigración en un intento serio por mostrar que son la mejor alternativa del partido frente al magnate.

La campaña de Ted Cruz busca mostrar que tendrá dinero para empatar con el empresario de bienes raíces. La campaña del senador de Texas anunció el viernes que comenzó el año con 19 millones de dólares disponibles, lo que le da una ventaja financiera frente a sus rivales republicanos.

Al inicio, la campaña de Cruz dijo que habían recaudado casi 47 millones de dólares el año pasado y este mes ha seguido recaudando contribuciones a un paso saludable. Para el domingo en la noche, todos los candidatos deberán reportar lo que recaudaron a final del año y los gastos de sus actividades a los reguladores federales.

Mientras, Trump mantiene una ventaja clara en las encuestas en New Hampshire a pesar de su decisión de no seguir las reglas tradicionales de campaña en el primer estado donde se realizan elecciones primarias. Realiza mítines grandes en lugar de asambleas más íntimas donde los electores pueden hacer preguntas, tomarse una foto o saludar de mano al candidato.

La mayoría de los candidatos se enfocaban el viernes en el primer obstáculo: los caucus de Iowa el lunes. Los rivales de Trump, Cruz; el senador de Florida, Marco Rubio; el ex gobernador de ese estado Jeb Bush; y el gobernador de New Jersey Chris Christie, planean un día entero de campaña en el estado.

Del lado demócrata, el senador Bernie Sanders planea mantener el ritmo sobre Hillary Clinton enfocándose en atraer a simpatizantes jóvenes y otras personas que por primera vez participan en las asambleas ciudadanas de Iowa. En los caucus de Iowa se eligen los delegados que eventualmente acudirán a las convenciones partidarias para nominar a los candidatos presidenciales.

La batalla también se da en la televisión, donde han salido anuncios electorales de último minuto.