AP
24 de marzo de 2017 / 02:01 p.m.

BERLÍN.- Científicos en Alemania encendieron el jueves de que describieron como "el sol artificial más grande del mundo", un dispositivo que esperan arroje información sobre nuevas maneras de hacer combustibles menos contaminantes.

El complejo de 149 lámparas, oficialmente conocido como "Synlight", tiene cierto tipo de bombilla de xenón que normalmente se usa en cines para simular la luz natural, la cual es generalmente escasa en Alemania en esta época del año.

Al enfocar todo el panel en un solo lugar, un área de 20 x 20 centímetros, los científicos del Centro Aeroespacial Alemán, o DLR, podrán producir el equivalente de 10.000 veces la cantidad de radiación solar que normalmente alumbraría sobre la misma superficie.

Diagrama de Synlight, utiliza 149 lámparas de xenón de alto desempeño para simular la radiación solar natural. | Cortesía DLR
Diagrama de Synlight, utiliza 149 lámparas de xenón de alto desempeño para simular la radiación solar natural. | Cortesía DLR

Crear tales condiciones, parecidas a un horno, con temperaturas de hasta 3.000 grados Celsius es clave para probar maneras novedosas de producir hidrógeno, de acuerdo con Bernhard Hoffschmidt, director del Instituto para Investigación Solar del DLR.

La meta es eventualmente usar luz natural en vez de luz artificial producida en el experimento de Juelich, que en cuatro horas de electricidad requiere un equivalente de lo que un hogar de cuatro personas usa en un año.