AP
4 de agosto de 2015 / 10:10 p.m.

Iowa. — Más de 380 personas en 26 entidades de Estados Unidos han sido diagnosticadas con una enfermedad estomacal vinculada al consumo de cilantro proveniente de México contaminado con heces humanas, informaron el martes dos agencias federales.

Es el cuarto año consecutivo en que se reporta la infección intestinal conocida como ciclosporiasis en Estados Unidos. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) investigan la causa del brote más reciente, que al parecer comenzó después del 1 de mayo.

La FDA informó que se sospecha que la contaminación provino de "contacto con un parásito que vive en el tracto intestinal de seres humanos" en los sitios de cultivo, agua contaminada o en actividades de cosecha, procesamiento o empaque. Causa diarrea, náuseas y fatiga que pueden durar entre varias semanas o un mes si no se recibe tratamiento contra él.

Los resultados preliminares indican que los casos en Texas y Wisconsin pueden vincularse a cilantro producido en el estado mexicano de Puebla que fue entregado a restaurantes, varios de cuyos clientes se enfermaron, informó el martes la FDA en su sitio en internet.

Georgia informó a los Centros de Control de Enfermedades que hay algunas zonas del estado donde se ha presentado la enfermedad. Autoridades federales dijeron que hay brotes en 26 estados, pero se negaron a enumerarlos.

Brotes anteriores de esa enfermedad se habían vinculado con productos del campo importados de la misma región de México, entre ellos cilantro, cuyo ingreso fue objeto de suspensión parcial por parte de la FDA el 27 de julio.

El cilantro importado de Puebla fue relacionado con brotes de males intestinales en Estados Unidos en 2012, 2013 y el año anterior, informó la FDA.

Autoridades de México y Estados Unidos investigaron 11 granjas y centros de empaque en Puebla y descubrieron heces humanas y papel higiénico en campos de cultivo, y hallaron que algunas granjas no contaban con agua corriente ni sanitarios, indicó la FDA. En ocho granjas se detectaron esos problemas, cinco de ellas vinculadas con los botes infecciosos en Estados Unidos.

La FDA impuso una suspensión parcial a la importación de cilantro de la región, y durante los meses del verano (boreal) sólo permite que llegue el de compañías aprobadas.

"Si está preocupado, vuelva a la tienda y pregunte al vendedor dónde compra el cilantro", dijo Lauren Sucher, vocera de la FDA. "Si tiene dudas, tírelo".

El lavado o intento de limpieza del cilantro quizá sea insuficiente para retirar el agente patógeno que causa enfermedades, aunque cocinarlo a altas temperaturas reducirá la posibilidad de contagio.