14 de octubre de 2014 / 04:49 p.m.

Dallas.- Una enfermera de Dallas infectada con el virus del ébola mientras trataba al primer paciente diagnosticado en Estados Unidos recibió una transfusión de plasma de un médico que sobrevivió al virus.La enfermera Nina Pham fue una de unos 70 miembros del personal médico del Hospital Presbiteriano de Texas que atendió a Thomas Eric Duncan, según los registros médicos. La enfermera de 26 años acudió a menudo al cuarto del paciente, desde el mismo día en que entró en terapia intensiva hasta un día antes de que el hombre falleciese, la semana pasada.Pham y otros trabajadores de la salud usaron trajes protectores, incluso guantes y máscaras, cuando cuidaban de Duncan, pero ella fue la primera persona que contrajo la enfermedad estando en Estados Unidos. Duncan murió el miércoles.Al personal médico se le indicó que controlara su salud tomándose la temperatura. Pham fue al hospital el viernes por la noche cuando comprobó que estaba afiebrada.El ébola ha matado a más de 4.000 personas en un brote que la Organización Mundial de la Salud ha calificado como "la emergencia de salud más aguda presenciada en tiempos modernos". Las autoridades federales de la salud dijeron que intensifican la capacitación de los trabajadores médicos que tratan a los infectados.Familiares de Pham asistieron a una misa en su nombre en Fort Worth el lunes por la noche.Jeremy Blume, un vocero del grupo médico sin fines de lucro Samaritan's Purse, confirmó que la donación de plasma provino de Kent Brantly, el primer estadounidense que regresó a Estados Unidos desde Liberia para ser tratado por ébola. Brantly recibió un tratamiento experimental, sobrevivió el virus y ha donado sangre a otras tres personas, incluso Pham."Él es médico. Está aquí para eso", dijo Blum.Desde que Pham reveló tener ébola, las autoridades de salud pública han intensificado la vigilancia de otros trabajadores del hospital que cuidaron de Duncan.El director de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, Tom Frieden, dijo que no se sorprendería de que hubiera otros infectados debido a que los pacientes de ébola se tornan más contagiosos a medida que avanza la enfermedad.FOTO: APAP