NOTIMEX
8 de abril de 2017 / 06:10 a.m.

MADRID.- La organización separatista Patria Vasca y Libertad (ETA) entregó hoy un total de 120 armas de fuego (subfusiles, fusiles de asalto y armas cortas), tres toneladas de explosivos, miles de detonadores y munición, distribuidos en ocho depósitos en el sur de Francia.

El integrante del grupo de sociedad civil que respalda el desarme de ETA y que se autodenomina como “artesanos de la paz”, Michel Tubiana informó en rueda de prensa que este sábado se entregó la información a la Comisión Internacional de Verificación.

El coordinador de esta comisión, Ram Mannikalingam, entregó en el Ayuntamiento de Bayona, sur de Francia, la información a las autoridades locales, que a su vez lo hicieron a la policía que inmediatamente inició la operación para llegar a los escondites.

En rueda de prensa en Bayona, Tubiana afirmó que “es difícil de cuantificar” la cantidad de detonadores y munición, que se estiman en miles, pero que hay certeza de las 120 armas y tres toneladas de explosivos.

Confirmó que la policía francesa se ha presentado ya en algunos de estos depósitos situados en el sur de Francia, y en cada lugar hay unos 20 observadores de los “artesanos de la paz” para verificar que se recogen las armas.

De forma previa, Mannikalingam aseguró que ahora corresponde a las autoridades francesas realzar la inspección de los depósitos, todos ubicados en el departamento 64, de los Pirineos Atlánticos, y que la comisión de verificación no participará de ello.

Apuntó que con esto se completa el desarme de ETA, que ha dejado de ser la última organización armada de Europa, por lo que se trata “de una victoria de la democracia sobre la violencia”.

La Fiscalía francesa va a coordinar la revisión de los depósitos que haga la policía del país, que contará con la colaboración de agentes españoles, toda vez que la justicia española pidió cotejar las armas con sus archivos a fin de saber si se utilizaron en asesinatos que falta por esclarecer.

ETA anuncio el pasado 17 de marzo que este sábado concluiría el proceso, y la víspera volvió a emitir un comunicado en la que se declara “una organización desarmada”.